Si no lo veo, no lo creo

Viendo anoche el telediario nos quedamos a cuadros. Por lo visto existen en Italia, Alemania, Austria, Suiza y Hungría, unas incubadoras en la calle donde puedes abandonar a tu bebé si no lo quieres. Si, si habeis leido bien. Como un cajero automático, pero en vez de sacar dinero, metes UN BEBÉ. 

Una vez depositado, se presiona un boton que envía una señal de emergencia al hospital y  un equipo médico se encarga en el menor tiempo posible de ir a recogerlo. Después, ponen en marcha los trámites de adopción del bebé.

Los defensores de este “gran invento” argumentan que asi se evitan los abandonos en cualquier parte, que en muchas ocasiones terminan con la muerte del bebé. 

Pero ¿en qué sociedad vivimos?

Marta

Tags: , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.