¿Por qué usar un portabebé si ya tengo un buen carrito?

Muchas de las personas a las que les hablamos de los portabebés, ya sean fulares, bandoleras, mei tais o mochilas ergonómicas nos dicen, “ya, si está muy bien, pero es que yo ya tengo un carrito para mi bebé”, pero una cosa no quita la otra.

El uso de un portabebé ergonómico no sustituye al de un carrito ni al revés, es perfectamente compatible utilizar ambos. Muchas veces con los avances, los diseños o incluso la publicidad nos cerramos en el uso de un carrito y haciendo esto nos limitamos nuestras posibilidades de disfrute.

Voy a poner unos ejemplos para que veais la compatibilidad de ambos.

- Vas de viaje y llevas tu carrito, de pronto desde el coche, veis un pueblo precioso de estilo medieval con un montón de cuestas y millones de escaleras y un antiquísimo suelo empedrado. Os miráis y decís buf, y vamos a parar con el carrito por estas calles…. Es el momento ideal para usar un portabebé en lugar de pasar de largo y perderos la oportunidad de conocer un sitio precioso.

- Quedas a comer con unos amigos o acudes a un evento familiar en el que vais a un restaurante, tu bebé se va a echar la siesta y en el capazo se encuentra la mar de agusto, si solo tuvieras un portabebé tendrías que comer con tu bebé encima que a lo mejor no es lo que más os apetece ni a ti, ni a tu bebé, que dormido en el carrito con la capota echada está mas alejado de los ruidos de platos y cubiertos.

- Tenemos dos hijos que se llevan entre sí en torno a los 15 ó 20 meses. El mayor, si anda es muy poquito así que para poder llevar a dos en un carrito tienes que buscar un carro gigante o gemelar que dificilmente cabe en muchos ascensores. Llevando al pequeño en un portabebé puedes seguir saliendo tranquilamente de paseo sin tener que hacer un gran despliegue.

Ninguno de estos ejemplos implica que se deba usar solamente una cosa u otra, si no que ambas son posibles y las podemos utilizar en la medida que nos convenga.

Los portabebés requieren una inversión mucho menor que un carrito último modelo con el diseño más moderno y funcional que a veces no cumple con la practicidad que te da algo tan sencillo como un fular. Quizá el truco está en la medida que la economía lo permita encontrar el equilibrio y poder tener de todo.

El otro día una mamá nos preguntaba ¿y cuanto tiempo puedo tenerle metido en un fular?. No existe un mínimo ni un máximo, tú y tu bebé sois quienes marcáis ese tiempo. En un fular, al igual que si lo tienes en brazos, puede que el bebé empiece a revolverse y a impulsarse hacia atrás, y si lo dejas en su manta de juegos o en el parque o incluso en su carrito se pasa un buen rato jugando a su aire. Está claro que es lo que necesitaba. Nos gustaría insistir que mientras va en un portabebé el niño adopta su postura natural llamada “de ranita”, de hecho, si os fijais al dejarlo boca arriba en la cuna o en el capazo sube hacia arriba las piernas, esto es un acto reflejo para mantener la curvatura de la espalda.

En nuestra tienda online de portabebés ergonómicos puedes encontrar una gran variedad de portabebés con distintos usos y precios para que elijas el que mejor encaja con tu familia.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.