Regalando portabebés.

Cada vez que una amiga viene a contarme con ilusión que está embarazada, automáticamente empiezo a pensar en qué voy a regalarle.

Antes era un horror, me volvía loca entre sonajeros, portachupetes, termos para biberones, balancines y mil y una historias más, de las que nos venden como hipermeganecesarias para un bebé y que luego los padres “aparcan” en el trastero y no se vuelven ni a acordar.

Desde que conozco los portabebés lo tengo más “fácil”, ahora sólo tengo que decidirme entre fulares divinos, mochilas estupendas, bandoleras utilísimas…

fular tejido storchenweige fulares portabebes

fular tejido storchenweige fulares portabebes

Y es que regalar un portabebé es un acierto seguro, da igual que sea algo más modesto como un detalle personal o que nos juntemos varios amigos y les regalemos a los futuros papis lo más cool del momento.

A mí siempre me ha gustado regalar fulares elásticos, sobre todo para padres novatos que no han cogido un fular en su vida. Se usa con facilidad, cualquiera puede usarlo con unas instrucciones y son tan amorosos que un recién nacido va a estar genial dentro.

fular elástico lenny lamb fulares portabebes

fular elástico lenny lamb fulares portabebes

Para padres que ya han usado fular antes, o que muestran interés por el tema del porteo antes de tener a su cangurito en brazos prefiero los fulares tejidos, ellos van a saber a qué atenerse y van a sacarle más partido al regalo. En verano gasa, en invierno algodón gordito o mezclas con lana… Un regalo para usar indefinidamente, mucho mejor que un asiento para el baño que te dura dos telediarios y te ocupa una barbaridad.

Si los papás ya tienen un fular de antes me gusta regalar meitais o mochilas si hay un hermano, sobre todo si el mayor aún necesita su buena dosis de brazos. Hay veces que con la llegada del hermanito aún nos demandan más mimos, y es una forma estupenda de integrarles en la nueva rutina sin descuidarles. A la espalda pueden ir tan ricamente, incluso dormirse una siestita mientras acunamos el nuevo bebé.

meitai lenny lamb fulares portabebes

meitai lenny lamb fulares portabebes

Las mochilas son perfectas para todos los padres, tanto una mochila que se pueda usar desde el nacimiento como la Marsupi o la Caboo como una para más adelante. Para aquellos a los que no les va la estética fular, para los padres que creen que otros portabebés son demasiado “femeninos” y que sin embargo sí les apetece llevar a sus peques, una mochila ergonómica siempre va a ser mejor que una no ergonómica, tanto para el cangurito como para la comodidad del porteador.

boba carrier fulares portabebes mochila ergonomica

boba carrier fulares portabebes mochila ergonomica

Las bandoleras son geniales para las mamis multitarea, que igual te cosen un botón que se meten palizas de coche para ir al cole, al trabajo y las extraescolares. Rápidas de ajustar, fáciles de usar y pequeñas para guardar. ¿Quién da más?

neobulle bandolera fulares portabebes

neobulle bandolera fulares portabebes

Luego están ya los regalos para gente que ya portea, verdaderas delicatessen en las que nadie piensa pero que son aciertos seguros, como los portabebés de red, Tonga, Suppori o el fular Fil’up, que es algo que “se va dejando” por economía o por pura pereza, pero que a todos nos fascinan, no sólo para el verano y la playa, sino para el invierno, ya que son portabebés cómodos de ajustar encima del abrigo y que puedes guardar en cualquier bolso cuando no los estás usando.

Como veis un portabebé puede ser el regalo perfecto en un montón de casos, sólo hay que pensar en quién lo va a recibir y qué le queremos regalar, y si tenemos dudas preguntar, que tanto en este blog como en nuestro Facebook y Twitter estamos a vuestra disposición.

Tags: , , , , , , , , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.