Posts Tagged ‘anillas’

Verdades y mentiras sobre el porteo

Martes, marzo 26th, 2013

Este fin de semana toda la familia hemos estado en una preciosa casa rural en plena sierra de Gredos. Como yo sigo lesionada fue mi marido quien subió al peque en el fular para ir a ver el nacimiento del río Adaja, y mientras volvíamos al pueblo unos habitantes locales nos interceptaron para comentar el qué, el cómo y el cuándo de nuestro porteo.

Cabe decir que la actitud fue en todo momento positiva, con menciones a que antes en esa zona en el campo se trabajaba llevando a los niños en “manteos” similares, pero hubo dos cosas que llamaron la atención, una que fuera él quien llevara al niño y sobre todo que “éramos normales”

Y es que nos explicaron (quizá por visitas anteriores a las muchas y preciosas casas rurales del pueblo) que asociaban el porteo con hippies, así que hoy quiero hablar de las verdades y mentiras que rodean a los portabebés ergonómicos.

fulares portabebes moby wrap elastico tienda libreria

fulares portabebes moby wrap elastico tienda libreria

La más importante es que el porteo no es de hippies, ni de punks, ni de heavys, ni de ninguna otra nueva tribu urbana. No tienes que escuchar una música determinada, criar de una forma determinada o pensar de una forma determinada para portear. Somos familias que por unas u otras razones compartimos el querer llevar a nuestros hijos cerca de nosotros, podemos tener más o menos puntos en común, o incluso no coincidir más que en este.

El porteo no es cosa de madres, es cosa de familias. Si bien es cierto que lo que más se ve es a madres porteando, quizá sea porque en España la crianza aún es cosa de mujeres. Pero esto poco a poco va cambiando y vemos muchos padres y otros familiares como tíos y abuelos porteando a sus niños.

meitai lennylamb fulares portabebes padre rosa

meitai lennylamb fulares portabebes padre rosa

Las familias porteadoras  nos podemos permitir comprar un carrito, en muchos casos lo hemos hecho y el carrito está infrautilizado en casa en modo “pongotodo”. Así que si has llegado a este blog por casualidad y alguna vez ves a alguien porteando, no le ofrezcas un carrito de segunda mano por mejorar su economía. Unido a esto habría que comentar que portear tampoco es caro. Es cierto que hay fulares de precios caros, muy caros y estratosféricos, pero dejando a un lado la estética y el placer de lo limitado un buen fular tejido en sarga cruzada de los modelos básicos de cualquier marca nos ayudarán igual de bien.

No, no nos duele la espalda. Precisamente los portabebés ergonómicos reparten el peso de forma más sensata que los convencionales, por hombros y caderas con tiras amplias de tela que no se clava. Sí es normal sentir ciertas molestias si se portea de forma repentina durante muchas horas a niños muy pesados, al cambiar de nudo o posición o si usamos un nudo poco apropiado. Pero nadie deja de hacer deporte por unas pocas agujetas.

Los niños porteados sí aprenden a caminar, muchos corretean alegremente a ratitos y cuando se cansan vuelven al portabebé. No hay nada más triste que negarse a usar un fular porque “mi hijo ya camina” y luego tener que llevarlo en brazos o subido a hombros (que esto sí que es un dolor de espalda). Portear a bebés y niños no afecta en nada negativo a su desarrollo físico, es más, lo beneficia, ya que una correcta posición con las rodillas más alta que su culete favorece el correcto desarrollo de las caderas y dificulta la aparición de patologías como la displasia de cadera en recién nacidos.

neobulle bandolera fulares portabebes

neobulle bandolera fulares portabebes

No todos los portabebés sirven para todas las edades. Las mochilas ergonómicas son fantásticas, sí, pero a no ser que sean específicas para ello no sirven desde el nacimiento. Es mejor esperar a que el bebé sea capaz de mantenerse sentado. Lo mismo pasa con los meitais. Tampoco todos los portabebés son útiles cuando el niño alcanza un peso determinado, sería una insensatez querer portear durante horas a un cangurito grande con una bandolera de tela fina y con poco soporte, los padres hemos de recurrir al sentido común y muchas veces habremos de primar la funcionalidad ante la estética.

Los portabebés sí sirven para múltiples posiciones. Un fular lo puedes anudar con el niño delante, a la cadera o a la espalda, pero no sirve para poner al niño de cara al mundo. Precisamente la postura forzada de su espalda que adoptaría en ese caso no es respetuosa con la fisionomía del bebé, además de que separa los centros de gravedad de niño y adulto, haciendo el porteo mucho más incómodo. Sabemos que muchos fabricantes la incluyen en sus instrucciones y se lo hemos hecho notar, pero hasta que los folletos no cambien atended esta recomendación.

kanga kangurafrica fulares portabebes

kanga kangurafrica fulares portabebes

Los portabebés tienen un mundo más amplio que el fular. Aunque sea el portabebés ergonómico más generalizado por su versatilidad, hay también mochilas, meitais, bandoleras (con y sin anillas), obuhimbos, selendangs, rebozos, kangas

Los portabebés no son un descubrimiento nuevo, simplemente el mundo occidental los ha olvidado. Los lugareños me recordaron que el pasado de porteo en nuestro país sólo está a una o dos generaciones de distancia y en otras partes del mundo está tan normalizado en su forma de vida que ni siquiera se plantean estas cuestiones. Las familias porteadoras muchas veces somos tachadas de modernas con tono peyorativo cuando lo realmente moderno es el uso del carrito.

Y por último, portear sí es seguro, los portabebés están homologados y han pasado test de uso.  Sus telas son libres de sustancias tóxicas (en la mayoría de los casos incluso tienen el certificado Oeko Tex) y todos sus componentes están pensados para este fin. Hay que desconfiar de los portabebés comerciales o no que ya en las fotos del producto acabado dan sensación de inseguridad. En estos años de porteo he visto desde fulares hechos reutilizando manteles viejos a bandoleras cosidas con sábanas y anillas de cortina. Ante la duda no pongas en riesgo la seguridad de tus hijos y pregunta por materiales y componentes antes de comprar. Tampoco te sobrecargues ni realices actividades peligrosas, como ya recomendamos en nuestra entrada sobre seguridad y portabebés, todo tiene un límite.

Feliz y “moderno” porteo ;D