Posts Tagged ‘bandoleras’

LACTANCIA Y PORTABEBÉS

Lunes, octubre 3rd, 2011

Llevaba varias semanas queriendo escribir una entrada en la que contaros cómo amamantar a vuestro hijo en un portabebé y hoy va a ser el día. La excusa no podía ser mejor, ya que estamos en la Semana Internacional de la lactancia materna.

Ya sea porque nuestro bebé quiera mamar mientras estamos esperando turno en la frutería o en el parque mientras su hermano mayor juega o  si estamos sentadas en el sillón de casa, el portabebé puede convertirse en el aliado perfecto para dar el pecho a tu hijo.

Las ventajas son muchas:

- Nos permite amamantar y tener las manos libres para realizar otra tarea o para estar relajadas y descansar en esos momentos de calma.

- Nos ayuda a repartir el peso del bebé y a no cargar los brazos y la espalda.

- Nos aporta inmediatez y disponibilidad, ya que en los síntomas tempranos de hambre el bebé tiene acceso rápido al pecho, sin tener que llegar a llorar para reclamarlo.

- Es muy discreto. En mis charlas siempre digo que con la lactancia a demanda o pierdes la vergüenza o no sales de casa. El amamantar con el portabebé crea un espacio íntimo en el que ninguna mirada indiscreta sabe lo que está pasando allí.

- Los bebés se distraen menos. Para esa etapa en la que el bebé quiere estar a todo, evita que se distraiga con lo que ocurre alrededor.

-El estar en contacto con el bebé favorece la producción de oxitocina y esta la subida de la leche. Permite además una mejor relactación. Si la lactancia no está bien establecida o estamos pasando por algún problema,  es mejor primero solucionarlo y después intentar amamantar en el portabebés.

La ropa más recomendada es aquella que se abre longitudinalmente como las camisas o con aberturas especialmente diseñadas como las camisetas de lactancia. También los tops palabra de honor o con escotes grandes. Creo que tener que subir la camiseta es menos cómodo porque quedan los riñones al aire y toda la tela junta por encima del pecho.

En cuanto a las posiciones, muchas veces pensamos que para amamantar a un bebé hay que ponerlo tumbado en nuestros brazos en cuna, pero no es esta la única posibilidad ya que los bebés pueden mamar perfectamente erguidos barriga con barriga. Las posibilidades son varias:

Si queremos dar de mamar a un bebé erguido en nuestro pecho, podemos usar una bandolera de anillas, un fular elástico con preanudado o un fular tejido con la cruz envuelta. Sólo tenemos que igualar la altura del bebé a la del pecho aflojando un poco la tela.

En general, con el bebé en una mochila ergonómica o en un mei tai no es que no se pueda amamantar, pero no sería la opción más fácil.

Para amamantar en cuna podemos utilizar una bandolera de anillas o un fular elástico o tejido. Sólo es necesario colocar al bebé en dicha posición y ajustar la tela para que su cabeza queda sujeta a la altura del pezón, firme pero sin forzar.

Desde la cadera, ya vayan en bandolera o en fular tejido, los bebés grandes maman con rápido acceso y muy cómodamente.

Espero que estos consejos os sean de utilidad y que disfruteis de la lactancia y de los portabebés.

¿Cual es el portabebés más cómodo y fácil de usar?

Jueves, julio 21st, 2011

Es una muy buena pregunta sobre todo para mamás primerizas que no tienen experiencia en porteo.

Sin duda el portabebé más fácil de usar en este caso, por su preanudado es el fular elástico. Es ideal para recién nacidos por su suave textura y muy sencillo se usar para el porteador. Favorece al bebé, entre otras muchas cosas, en el alivio de los cólicos al estar colocado en vertical, fomenta el vínculo con la madre y/o el padre, y por supuesto, todo esto dejando las manos libres para poder hacer otras cosas o atender a un niño más mayor.

El fular elástico así mismo, te ayuda a coger maña para los fulares tejidos, que bien es verdad que no son tan rápidos para meter y sacar al bebé como con los elásticos, pero la vida útil es más larga e igualmente puede utilizarse desde recién nacido. Un fular elástico es cómodo para ambos hasta que el bebé pesa en torno a los 8 o 9 kg. Después y siempre y cuando quieras seguir porteando a tu bebé, tienes varias opciones: fulares tejidos, bandoleras, meitais…. todos necesitan un poquito de práctica y nada más, no es difícil ni mucho menos. Aunque siempre, entre todos los tipos de portabebés que hay habrá alguno que te resulte mejor, pero no porque los otros sean peores, si no porque es el más adecuado para tí y tu familia.

Preparando la maleta

Lunes, junio 27th, 2011

Como dice Almudena, ¿ya nos huele el culo a playa! :D

Sólo nos quedan unos días para irnos la familia de vacaciones a la costa y la verdad es que estamos esperando el momento con muchas ganas. Ana se pasa el día cantando el estribillo de un capitulo de Caillou que dice ¡!la playa, el mar, nos vamos a bañar!! Ella ya sabe lo que le espera, rebozarse como una croqueta en la arena, hacer mil y un flanes con el cubo y chapotear, chapotear, chapotear. Para Inés será la primera vez que vea el mar y que toque la arenita. Sospecho que le va a encantar.

Yo he estado pensando qué portabebé llevarme para el viaje. Me llevaría todos pero claro, ¡también tengo que meter ropa en la maleta!

El primero que no puede falta es la bandolera para el agua. La he estado usando en la piscina y la verdad es que estoy encantada. Pensaba que al ser poliester fuera del agua me daría calor pero, como es tan fina, no es así. De soporte está fenomenal ya que paso mucho rato con Inés en ella mientras estoy con Ana en la piscina de pequeñitos ( el agua me llega por las inglés) y no me resiento. Le pongo crema en las pantorrillas y un gorro de ala ancha y como la tela tiene protección solar 50 ¡ya está!

Luego he cogido el Tonga. Es tan pequeño que lo llevaré de continuo en el bolso por si acaso. Es el del arco iris, que más veraniego no lo hay. Creo que me será muy práctico para volver a casa de la playa. Como por más que intentes lavarles siempre se les queda el culete lleno de arena, me parece que deben de ir muy incómodas con el pañal. Así que con el bañador de tela y el tonga haremos el regreso a casa.

También llevaré dos o tres kangas, porque lo mismo llevo a la niña, que me hago un chambao, que cubro la tumbona, que nos sirve de mantel en la arena. Por algo lo llaman la tela de los mil usos.

La bandolera portabebés Kairo de Hoppediz es el otro imprescindible. Como está tan suave y domadita y es clara de color, me resulta superfresca para llevar a Inés.

Para Ana el mei tai de Lana Tragetucher, que ella ya es un peso pesado y requiere muy buen soporte para que su padre la lleve.

Sin falta llevaré también un fular portabebé Calin Bleu de gasa de algodón. Y a lo mejor todavía me llevo algún fular con lino por si acaso, ¿creéis que me cerrará la maleta?

INSTRUCCIONES PARA USAR UNA BANDOLERA PORTABEBÉ

Lunes, junio 20th, 2011

 ¿Cómo utilizar correctamente una bandolera portabebé? Pasos a seguir: 

1.- Haz un acordeón con la tela del extremo opuesto a las anillas y pásala por las dos anillas. 

2.-Después vuelve a pasarla, pero entre las dos anillas. Extiende la tela por toda la anilla.

 3.- Coloca la bandolera en el hombro opuesto a la cadera donde quieras llevar al niño.

 4.- Coloca al niño sobre tu hombro, hazlo descender hasta que quede a la altura de la tela que desplegarás por toda su espalda.

 5.- Busca sus pies por la parte inferior y haz una bolsita bajo su culete.

 6.-Tira de la cola de la bandolera para ajustar la tela alrededor de su cuerpo, pero no toda la tela a la vez, sino primero los bordes y después si es necesario la parte central.

 Marsupina Mama Cangura nos da en su blog una serie de consejos que son de gran utilidad(extracto):

 “Puede parecer un paso sin mayor trascendencia, pero es sumamente importante conseguir que la tela pase por las anillas lo más ordenada posible, de lo contrario costará más ajustar la bandolera una vez que tengamos al bebé en ella. Además, si por ejemplo quedara un “bodoque” mayor de tela en una zona, ese “escalón” hará que la tela que se encuentra en la zona menos tupida se escabulla y se afloje el conjunto en esa zona, obligándonos a reajustar a cada rato para conseguir sostener al pequeño en su lugar.”

“Las anillas deben quedar lo más altas posibles, a mi me gusta que me queden justo debajo de la clavícula, o incluso casi sobre ella pero de modo que no moleste sobre este hueso, haciendo que estén lo suficientemente altas como para permitir una correcta posición del bebé. Si las anillas están muy bajas el bebé quedará muy bajo, o, peor aún, no permitirán que la tela de ese lado lo sostenga de forma cómoda y segura ni permitirán que adopte la postura recomendada ¿Cómo conseguir que las anillas queden altas? Muy sencillo. Primeramente, al colocarnos la bandolera, la pondremos con las anillas casi sobre el hombro porque, al ajustar, bajarán un poco. Sin embargo este no es el “gran secreto”, lo más importante es el modo en que se ajusta la bandolera.”

“Y, el “truco” principal es que, al ajustar, no debemos tirar de la tela sin más, sino que primero necesitamos traer hacia delante todo el restante de tela que queda en nuestra espalda. Si simplemente tiramos de la tela de la cola (lo que cuelga desde las anillas), toda la tela libre que queda en la espalda se vendrá al frente por la zona que ofrece menor resistencia: las anillas, haciendo que estas bajen. Si primero traemos hacia el frente toda la tela restante de la espalda, manteniendo las anillas en su sitio, al ajustar, practicamente ya no se moverán. Si las anillas quedaron altas, donde deben estar, permitirán colocar al bebé en la posición más adecuada”

“Conseguir la posición más adecuada es muy sencillo, lo ideal otra vez, es comenzar con el bolsillo lo más justo posible, y bien formado, esto es, con una profundidad aceptable. El bolsillo que sostiene al bebé debe permitir que sus nalgas profundicen en él por lo que los extremos deberán estar más tensos que el centro.”

 Y dandole las gracias a Sol por su fantástico post, os animamos a cangurear en bandolera este verano.

¿Un portabebé rápido de poner y quitar? Por ejemplo las Bandoleras.

Viernes, junio 17th, 2011

Si buscas un portabebé rápido de poner y quitar, una Bandolera puede ser una excelente opción.

Las bandoleras son portabebés muy cómodos y fáciles de usar, porque se ajustan con anillas, no hace falta aprender ningun tipo de nudo. Es verdad que es un portabebé que, y siempre desde mi propia experiencia, es si cabe más sencillo cuando el bebé ya sujeta la cabeza y es un poco más “dueño” de sus propios movimientos.

Aunque se puede utilizar desde recién nacido en posición cuna es necesario estar muy pendiente de la posición que adopta el bebé dentro del “saco” para evitar que se le pegue demasiado el mentón al pecho dificultando su respiración. Te puedes ayudar colocando una toalla en el fondo para evitar que se haga una pequeña “bolita”.

Bandolera Hoppediz KairoSi no has utilizado nunca un portabebé y piensas que tu hijo de 10 meses, por ejemplo, es demasiado mayor ya para llevarlo, no lo descartes si te apetece probar el porteo. No llegas tarde, una bandolera puede facilitarte mucho las cosas en esta étapa que llega. Tu bebé va a empezar a caminar y lógicamente se va a cansar y querrá que le lleves en brazos y después otra vez y se volverá a cansar y así hasta el infinito y más allá. De una bandolera subirá y bajará las veces que él y tú queráis sin complicaciones, ajustádolo muy facilmente. Otra de las bondades de este portabebé es que es muy fresquito ya que a ambos sólo os cubre una capa de tela y además corre el aire, de tal manera que la única fuente de calor es el siempre presente cuerpo a cuerpo.

Como desventajas, aunque el peso se reparte bien, recaé sobre un solo hombro. Por otro lado al llevarle en la posición más habitual que es a la cadera, uno de tus brazos nunca queda del todo libre.

Hay muchas bandoleras para que puedas elegir la más acorde a tu estilo, incluso las hay especialmente pensadas para bañarte. Si tienes más de un fular y hay alguno que no te pones, puedes convertirlo en bandolera ¿Te vas a quedar con las ganas de probar esta modalidad de porteo?.

Esto de los fulares, ¿no es cosa de “hippies”?

Viernes, mayo 13th, 2011

Pues no, esto de los fulares no es cosa de Hippies.

Los fulares son una forma de llevar cerca a tu bebé en todo momento de una forma segura para ti y para él y así satisfacer sus necesidades de una manera rápida.

Muchas de las “celebrities“ se apuntan a esta tendencia como Nicole Kidman, Julia Roberts, Angelina Jolie, Jennifer Garner, Keri Russel , Amanda Peet…. De hecho si lo piensas bien un fular puede darte la oportunidad de complementar un nuevo estilo en este momento tan especial como es la maternidad. Los hay de muchos colores, estampados, lisos, rayados. Seguro que al final te gustará tener más de uno para utilizar uno u otro según la ocasión.Portabebé Calin Bleu Amatista

Tal vez hayas oído hablar de los fulares portabebés o bandoleras y has pensado pero ¿lo voy a usar?, ¿será muy complicado aprender?, ¿es seguro llevar así a mi bebé?… Es mucho más fácil de lo que te imaginas y hay todo un mundo de posibilidades.   

Al pensar en esta forma de llevar al bebé, puede parecer algo antiguo, de otras culturas o incluso eso, algo Hippie. Pero esta manera original y sobre todo cómoda la han “reinventado” en el centro y norte de Europa modernizando y “occidentalizando” telas y estilos para acercarnos este modelo de vida a nuestro día a día. De hecho la mayoría de las marcas que encontrarás en nuestra tienda online proceden de Alemania, Suiza, Inglaterra, Francia o Estados Unidos.

¡Anímate a probar!, y ya verás que encuentras alguno que se adapte a tí. Existe un portabebé adecuado para cada familia, como no, también para la tuya.

¿Por qué usar un portabebé si ya tengo un buen carrito?

Jueves, marzo 10th, 2011

Muchas de las personas a las que les hablamos de los portabebés, ya sean fulares, bandoleras, mei tais o mochilas ergonómicas nos dicen, “ya, si está muy bien, pero es que yo ya tengo un carrito para mi bebé”, pero una cosa no quita la otra.

El uso de un portabebé ergonómico no sustituye al de un carrito ni al revés, es perfectamente compatible utilizar ambos. Muchas veces con los avances, los diseños o incluso la publicidad nos cerramos en el uso de un carrito y haciendo esto nos limitamos nuestras posibilidades de disfrute.

Voy a poner unos ejemplos para que veais la compatibilidad de ambos.

- Vas de viaje y llevas tu carrito, de pronto desde el coche, veis un pueblo precioso de estilo medieval con un montón de cuestas y millones de escaleras y un antiquísimo suelo empedrado. Os miráis y decís buf, y vamos a parar con el carrito por estas calles…. Es el momento ideal para usar un portabebé en lugar de pasar de largo y perderos la oportunidad de conocer un sitio precioso.

- Quedas a comer con unos amigos o acudes a un evento familiar en el que vais a un restaurante, tu bebé se va a echar la siesta y en el capazo se encuentra la mar de agusto, si solo tuvieras un portabebé tendrías que comer con tu bebé encima que a lo mejor no es lo que más os apetece ni a ti, ni a tu bebé, que dormido en el carrito con la capota echada está mas alejado de los ruidos de platos y cubiertos.

- Tenemos dos hijos que se llevan entre sí en torno a los 15 ó 20 meses. El mayor, si anda es muy poquito así que para poder llevar a dos en un carrito tienes que buscar un carro gigante o gemelar que dificilmente cabe en muchos ascensores. Llevando al pequeño en un portabebé puedes seguir saliendo tranquilamente de paseo sin tener que hacer un gran despliegue.

Ninguno de estos ejemplos implica que se deba usar solamente una cosa u otra, si no que ambas son posibles y las podemos utilizar en la medida que nos convenga.

Los portabebés requieren una inversión mucho menor que un carrito último modelo con el diseño más moderno y funcional que a veces no cumple con la practicidad que te da algo tan sencillo como un fular. Quizá el truco está en la medida que la economía lo permita encontrar el equilibrio y poder tener de todo.

El otro día una mamá nos preguntaba ¿y cuanto tiempo puedo tenerle metido en un fular?. No existe un mínimo ni un máximo, tú y tu bebé sois quienes marcáis ese tiempo. En un fular, al igual que si lo tienes en brazos, puede que el bebé empiece a revolverse y a impulsarse hacia atrás, y si lo dejas en su manta de juegos o en el parque o incluso en su carrito se pasa un buen rato jugando a su aire. Está claro que es lo que necesitaba. Nos gustaría insistir que mientras va en un portabebé el niño adopta su postura natural llamada “de ranita”, de hecho, si os fijais al dejarlo boca arriba en la cuna o en el capazo sube hacia arriba las piernas, esto es un acto reflejo para mantener la curvatura de la espalda.

En nuestra tienda online de portabebés ergonómicos puedes encontrar una gran variedad de portabebés con distintos usos y precios para que elijas el que mejor encaja con tu familia.

¿Que diferencia hay entre un portabebé ergonómico y una mochila convencional o no ergonómica?

Lunes, enero 24th, 2011

La primera pregunta que nos hacemos ante la compra de un portabebé ergonómico es esta. ¿Qué diferencia hay entre éste y una mochila convencional (o no ergonómica)?

En los portabebés ergonómicos (fulares, mei tais, bandoleras…) el bebé está colocado en la llamada posición de ranita, es decir, sentado con las rodillas más elevadas que las nalgas y respetando la curvatura natural de la espalda, esta postura además favorece la circulación sanguínea de las piernas. 

En las mochilas convencionales (o “no ergonómicas”) la tela que sujeta al bebé va de ingle a ingle, de tal forma que todo su peso recae sobre los genitales y fuerza la posición de la espalda que aún es muy laxa.

Fijaos cuando vais por la calle y veréis ésta diferencia.

Si os gusta el sistema de mochila porque os parece más cómodo, decidíos por una ergonómica, como la Manduca, es un portabebé ergonómico, que permite llevar a tu hijo con la máxima comodidad y seguridad desde los primeros meses hasta los 5 años de edad. Gracias a su original diseño, el tamaño de la mochila se adapta a medida que tu hijo crece, sin que sea necesario utilizar ningún tipo de accesorio.

¡Esta mochila es una de las preferidas por los papás!.

Tipos de portabebés y marcas

Jueves, enero 20th, 2011

A continuación tenéis un desglose de los distintos tipos de portabebés más habituales que se suelen utilizar y algunas marcas:

  • Fulares tejidos

Didymos, Easycare, Hoppediz, Lana Tragetücher, Pinjarra.

Un fular portabebé, también denominado pañuelo portabebé, echarpe o foulard, es una tela fabricada especialmente para tal fin, cuya longitud ideal depende de la complexión del portador, así como de la edad y del peso del niño. Existen diferentes posiciones de atado o nudos, según se quiera llevar al bebé delante, a la cadera o a la espalda. Cada posición se adecua a la necesidad del momento y variará en el tiempo de acuerdo con el crecimiento del niño.

La diferencia fundamental entre un fular y cualquier tela común, es que no se deforma con el uso y su tejido no cede ni en horizontal, ni en vertical, si no únicamente en diagonal, lo que permite un perfecto ajuste entre bebé y portador. Además, al tratarse de una banda ancha de tejido, esta no se clava y distribuye uniformemente el peso.

El fular se adapta de manera natural a los diferentes cambios que el niño experimenta. Por este motivo, puede usarse desde su nacimiento y hasta cerca de los 3 años de edad.

En las posiciones en las que colocamos al niño delante y a la espalda, el peso recae en los dos hombros. Cuando lo ponemos a la cadera el peso re cae en un solo hombro.

Su resistencia y versatilidad hace que tenga además otras muchas utilidades: puede hacer las veces de trona cuando comas fuera de casa, de cambiador, de manta y también puede servir para hacer un columpio, una hamaca o ser tela de arrastre para jugar.

  • Fulares elásticos

Calin Bleu, Sleepy Wrap, Moby Wrap, Hoppediz

Es un portabebé hecho de tela elástica lo que hace que sea muy fácil de ajustar y muy cómodo para bebé y portador. Permite primero realizar el nudo y después colocar el bebé, característica que hace su uso muy fácil.
 
Está recomendado para bebés recién nacidos y hasta los 8 o 9 kilos aproximadamente. Con este tipo de fular solemos llevar al bebé delante, recayendo su peso sobre los dos hombros.
Su longitud suele ser 5 metros de tela, por lo que se adapta a todas las tallas de portador. 
  • Mei tais

Lana Tragetücher, Chinado, Ella Roo

El Mei Tai es un portabebés de origen asiático. Su diseño es muy sencillo, ya que se compone de un rectángulo de tela con cuatro cintas anchas.
Puede usarse con bebés desde los cuatro meses y hasta los 15kg de peso aproximadamente.
  • Bandoleras

Hoppediz, Ella Roo

La bandolera es un portabebé que está formado por una banda de tela de 70cm de ancho y dos anillas metálicas por las que pasa la tela y que permiten ajustarla. Por esta razón puede compartirse el uso de la bandolera con otras personas aunque su talla sea diferente.
El peso del bebé recae sobre un solo hombro.  Suelen ser talla única.
  • Mochilas ergonómicas

Manduca, Marsupi Plus

Una mochila ergonómica portabebé respeta la fisonomía del bebé, para el correcto desarrollo de su espalda y cadera.
  • Pouches

Hotslings

Un pouch es un aro cerrado de tela en la que se forma una bolsa para llevar al bebé. El peso recae en un sólo hombro y se puede colocar indistintamente en uno u otro. También es llamado bandolera sin anillas.
Este portabebé puede usarse desde el nacimiento, en posición de cuna y está recomendado hasta los 15kg de peso situando al bebé sentado a la cadera.
  • Kangas

Kanguráfrica

El kanga o paño africano es una tela de algodón rectangular (110x180cm aprox.), ligera y resistente a la vez, de colores vistosos que es muy utilizada en África.
Se trata de un paño de tela wax, como denominan en Senegal, cuyo estampado son formas y figuras que se van repitiendo.

Hay más tipos y marcas, pero de momento estas son las que más nos convencen.

Saludos!

Borja