Posts Tagged ‘delante’

Porteo durante el embarazo

Lunes, diciembre 17th, 2012

El otro día me preguntaron por millonésima vez si “esto del pañuelo” era algo que hacía habitualmente. Como tenía el día comunicativo comenté las ventajas que tiene el uso de un portabebé ergonómico para mí (ya os las conté en este otro artículo). Lo más gracioso es que mientras me daban la razón me espetaron que ya podía tener cuidado de no tener otro hijo porque a ver qué iba a hacer entonces con el que llevo “puesto”.

A ver, no es que esté pensando en tener otro hijo, nada más lejos de mi intención, pero bueno, nunca está de más recordar que también podemos portear durante el embarazo. Al fin y al cabo ahora  lo primero que oímos es “No cojas peso” pero quien no puede elegir, sigue haciéndolo y en condiciones mucho más extremas.

fulares portabebes porteo embarazo

fulares portabebes porteo embarazo

Para seguir llevando tu vida normal (y en esa normalidad se incluye desde portear a irte a spinning) debes tener un embarazo normal. Si tienes historial de embarazos de riesgo es mejor que esperes a una confirmación médica de que todo está bien.

Lo segundo es escuchar tu cuerpo. Hay que estar atenta a las señales que nos manden nuestras rodillas, nuestra espalda, a si tenemos contracciones o si nos notamos sin aire o más cansadas de lo habitual. No tiene que importar parar o pasar el testigo a nuestra pareja.

Y lo tercero es que hay que tener más cuidado del habitual con las caídas y las posturas forzadas. Nuestro centro de gravedad cambia durante el embarazo y debemos tenerlo en cuenta.

Hay que saber qué portabebé o anudado usar en cada momento. Al principio del embarazo pueden resultar cómodos aún los nudos delanteros. Sin embargo hay que evitar los nudos que carguen peso en la cintura para no forzar el abdomen y el periné, no hay que olvidar que los problemas del suelo pélvico se intensifican con los embarazos. Así pues los nudos indicados son los que cargan el peso sobre los hombros, como el canguro, aunque al ser nudos en los que el niño queda más alto nos pueden dificultar la visión.

En esta etapa es posible llevar al niño a la cadera, tanto anudado con un fular y un nudo asimétrico como una bandolera o pouch. Sin embargo al repartir el peso de forma menos eficaz es posible que nos cansemos mucho antes de lo que nos gustaría.

Cuando la tripa empieza a ser de un volumen considerable llevar un cangurito delante o en la cadera deja de ser recomendable, además de lo incómodo que puede resultar es un peso extra presionando sobre el útero. Es el momento de pasárnoslo a la espalda.

Si somos novatas en portear a la espalda es mejor ir probando con anterioridad, para que no nos resulte demasiado estresante, así nos evitamos nuestro propio nerviosismo y el del niño, que se refleja en nosotros.

fulares portabebes porteo embarazo espalda

fulares portabebes porteo embarazo espalda

Da igual el tipo de portabebé que utilicemos, siempre será preferible un nudo que no acabe en la cintura (como la doble hamaca), finalizar nuestro nudo por encima de la tripa (con el acabado tibetano o ayudándonos con una anilla) o que vayan por debajo, pero deberemos evitar en todo momento atar en la cintura para que la tela no presione.

fulares portabebes porteo embarazo espalda didymos

fulares portabebes porteo embarazo espalda didymos

Si nuestro niño es mayor y le gusta subir y bajar, podemos incluso utilizar una mochila colocándonos la parte de la cintura por debajo de la tripa, evitando así las molestias ocasionadas por el cierre e incluso que se pueda deslizar hacia abajo.

fulares portabebes porteo embarazo espalda mochila

fulares portabebes porteo embarazo espalda mochila

Con estas indicaciones y sentido común podrás portear durante el embarazo sin ningún problema, así que disfrutad del porteo doble “interno” :D

Los portabebés y el frío.

Jueves, noviembre 17th, 2011

Parecía que no iba a llegar nunca pero parece que el frío se va colando poco a poco.

Muchos de nuestros clientes se preguntan cómo abrigarse usando un portabebé, pues bien, lo ideal es abrigarse de manera conjunta. ¿Por qué?, pues porque si metemos al bebé en un buzo y después en una mochila, una bandolera o un fular, se forma un batiburrillo en el que es difícil saber si el bebé está bien o mal colocado o incluso si va cómodo.

Por otro lado, si salimos a dar un paseo y nos metemos en algún sitio a tomar el aperitivo o a una galería comercial en la que la calefacción está fuerte, tendríamos que sacar al bebé, desabrigarlo y volver a meterlo y no hay necesidad de tanto trajín si estaba por ejemplo dormido.

Con los abrigos portabebés tenemos varias opciones para abrigarnos de una manera fácil, cómoda y por qué no, en algunos casos económica.

Cobertores Hoppediz: Es un cobertor de forro polar que te ayuda como si fuera un “parche” de tu propio abrigo. Es fácil de poner y quitar sin necesidad de mover a tu bebé. Eso sí, sólo se puede usar llevando al bebé delante. Este modelo es unisex.

 

 

 

Mam Deluxe: Es un abrigo de forro polar que por dentro está confeccionado con un tejido que no permite que traspase el agua. Es un abrigo muy cómodo de usar ya que cubre perfectamente a ambos sin necesidad de tener que sacar la cabeza del bebé por ningún agujero. Se le pueden quitar las mangas y usarlo como chaleco. Una vez que termines de portear, se puede quitar la pieza delantera y usarlo como un forro polar, eso sí, con una cremallera a la espalda que es lo que te permite usarlo llevando al bebé detrás. Este modelo es unisex.

 

 

Mama Jacket: Es el abrigo más elegante que tenemos. De estilo clásico y de un color muy básico y perfecto tanto para sport como para ocasiones más especiales. Se puede usar así mismo para cuando porteamos delante o a la espalda. Además tiene una pieza que se puede adquirir aparte para usarlo durante el embarazo. Este es un modelo de mujer.

¿Hasta cuando puedo usar un fular portabebé?

Viernes, abril 29th, 2011

Cuando vamos a comprar un fular portabebé esta es otra de las preguntas frecuentes.

La respuesta depende del portabebé que elijas,

- Fular Elástico (desde recién nacido hasta los 8-9kg): Los fulares elásticos son ideales para los recién nacidos por la adaptabilidad del tejido y la suavidad del mismo, pero cuando nuestro hijo alcanza los 8 ó 9 kilos de peso no es cómodo. Hay que tener en cuenta que ese peso ejerce ya una inercia que trae como consecuencia un efecto rebote constante sobre nuestros hombros. Por otro lado, cuando los bebés empiezan a sujetar la cabecita, comienzan a ser curiosos por lo que les gusta mirar lo que tienen a su alrededor. Un fular elástico efectivamente lo puedes anudar a la  cadera, pero este nudo tiene el soporte sobre un sólo hombro por lo que hay que tirar muchísimo para “quitar” en la medida de la posible la elasticidad y lograr un ajuste cómodo para bebé y porteador.Por tanto y siempre desde nuestra experiencia recomendamos este tipo de portabebé hasta los cinco o seis meses.

Fular Tejido (desde el nacimiento hasta…..el infinito y más allá): Este es el portabebé más versátil de todos. Los fulares tejidos tienen el límite de uso que quieras o tú o tu bebé. Los fulares tejidos los puedes usar desde el nacimiento de tal manera que vas adaptando un tipo de anudado u otro en función del crecimiento de tu bebé y de tus propias necesidades. Existen varias formas de colocar al bebé tanto delante, como a la cadera o a la espalda. Aunque los fulares tejidos puedan soportar pesos que ni siquiera podrías cargar es en torno a los 15 kg de peso del niño cuando empieza a dejar de usarse y la mayoría de las veces coincide con la mayor autonomía del ya no tan bebé que es capaz de caminar durante mas rato sin cansarse o que simplemente prefiera echar a correr.

¿Qué sería lo ideal entonces?, pues tener un elástico y un tejido y poder usarlos según tu conveniencia. Por eso desde Dealgodon.com intentamos cada día buscar nuevas marcas y nuevos tipos de portabebé para cubrir las necesidades de todas las familias.Si aún así, te cuesta decidirte, recuerda que tal y como hablábamos en nuestro post anterior, hemos incorporado una nueva aplicación para poder comparar entre una marca y otra para que tengas de una manera rápida y sencilla toda la información para poder facilitar una mejor elección.