Posts Tagged ‘elástico’

De compras con portabebés

Lunes, diciembre 3rd, 2012

Si hay algo que odio de estas fechas que ya se avecinan es salir de compras. Siempre procuro ir adelantando las compras de regalos para no tener que soportar aglomeraciones y colas kilométricas para cualquier cosa, pero con los encargos de última hora o las compras habituales que se solapan con las del resto del mundo siempre nos acabamos tirando de los pelos mientras esperamos.

Para mí ha resultado básico ir con portabebés, nada más incómodo que un carrito con un bebé para acceder a pasillos abarrotados y multitudes que empujan al ver el “agujero”. Y cuando el niño camina en el portabebé va a gusto, vigilado y bien seguro de que no se vaya a perder.

Lo bueno de ir a un centro comercial en estas fechas es que da igual que haga un frío de morirse o esté lloviendo como si se hubiera roto el cielo, no te hace falta abrigo ni complementos, así que podrás usar cualquier portabebé.

Hay que tener especial cuidado cuando lo llevemos a la espalda porque pueden coger algo de las estanterías y liarla parda a la hora de salir de la tienda con su “botín” escondido en el fular.

fulares portabebes moby wrap elastico tienda libreria

fulares portabebes moby wrap elastico tienda libreria

El fular es óptimo como en cualquier situación, versátil para anudar en diferentes posiciones dependiendo de si quieres amamantar mientras compras, quieres que el cangurito se entretenga espiando cosas por encima de tu hombro o incluso ponerlo a la cadera para que te “ayude” a decidir. Con nudos altos hasta puedes probarte pantalones y faldas sin necesidad de sacar al niño del fular. La pega es que todos sabemos cómo están los suelos en los parkings, calle y tiendas, incluso en los centros comerciales, así que tenemos casi aseguradas las manchas e incluso los pisotones… Nada recomendable en un fular de seda ;D No obstante, este es un inconveniente que podemos solventar fácilmente con un fular elástico o uno tejido con un nudo preanudado.

El mismo problema nos plantean las tiras superiores de un meitai, pero sigue siendo preferible arrastrar un poco las tiras comparado con la rapidez que tiene el meitai para ajustar y reajustar en caso de necesitarlo.

meitai storchenwiege fulares portabebes

meitai storchenwiege fulares portabebes

Las bandoleras son muy buenas, el niño va a una altura que le permite interactuar con nosotros y el resto del entorno. Si tenemos un peque inquieto de los que necesitan estirarse fuera del trapo será la solución perfecta. Además siempre podemos usarla de lazo de seguridad para evitar que el niño se extravíe, incluso como cinturón/trona apañado si en nuestro día se incluye una comida fuera de casa. Lo mejor es que cabe en cualquier sitio, así que aunque usemos otro portabebé de refuerzo si el niño es pesado o el rato es largo no hay motivos para no sacarla de casa.

bandolera lenny lamb ergonomica fulares portabebes

bandolera lenny lamb ergonomica fulares portabebes

Las mochilas son buenas para colocar en espacios pequeños. Si vas a probarte ropa será un portabebé perfecto para ajustar dentro de un probador sin tener que perder de vista nuestro peque. Con mucha versatilidad a la hora de quitar y poner, e intercambiable con otro porteador rápidamente será la solución ideal para días largos con niños grandes gracias a su rapidez de ajuste.

boba carrier fulares portabebes mochila ergonomica

boba carrier fulares portabebes mochila ergonomica

En definitiva cualquier portabebé nos facilitará la vida en una jornada de compras, nos hará llevar las dos manos libres, nos liberará del uso del ascensor y podremos estar tranquilos sabiendo que nuestros peques están seguros y atendidos en todo momento ¿algo tan simple nos puede ofrecer más?

Pequeños amores

Lunes, octubre 29th, 2012

Si a todos nos enternece ver un niño en un portabebés, dormido cerca de papá o mamá, respirando pausadamente y sonriéndose en sueños, la sensación cuando el bebé es un recién nacido minúsculo es indescriptible.

fular portabebes elastico recien nacido

fular portabebes elastico recien nacido

Yo en particular me transporto a las épocas en que nacieron mis hijos y pienso en cómo conocer o no los portabebés ergonómicos puede influir en una maternidad reciente. Miro a mi mayor y pienso en todo lo que me perdí. Me parece imposible que estuviese toooodo el día en brazos. Pero lo estaba, mi niño era uno de esos (supuestamente) raros especímenes conocidos como “niños de alta demanda”. Lo que viene siendo un niño que llora y llora sin parar, de día, de noche, con sol o con lluvia. Sólo quería brazos y como era hijo único, brazos tenía.

En aquel momento no conocía los portabebés ergonómicos y comencé, como muchos otros padres canguro, con una mochila que de ergonómica tenía poco, además como no se podía usar hasta un peso determinado y mi pequeñurri era una miniatura las primeras semanas fueron espantosas. Recuerdo con desazón cómo me desesperaba por todo lo que no podía hacer con el niño en brazos. Cosas como cocinar, comer o ducharme eran cosas que tenían que esperar a que el niño se quedase milagrosamente dormido después de su teta o a que hubiera alguien más en casa. Mi vida se paralizó literalmente durante un tiempo que se me hizo eterno, apenas disfruté de sus primeras semanas, me resultaba incapacitante y me pasaba el día a salto de mata.

Por eso mis otros hijos han usado un fular desde el primer día de su vida, porque además de que la postura favorece el correcto desarrollo de sus caderas y respeta la curvatura natural de la espalda, los niños no deberían tener que esperar hasta que pesen X para disfrutar de llevarlos bien pegados a ti.

Mi segundo fue un lironcito, en la cuna dormía bien, en el sofá genial, en mi cama aún mejor… Obviamente tenía un hermano mayor que necesitaba ser atendido, pero era uno de esos bebés que les dejas en el carro o la hamaca y no hacen ni un puchero. Por eso cuando alguien me preguntaba por qué iba siempre “ahí metido” mi respuesta era “Porque nos gusta” Y es verdad, a los bebés les encanta ir en los brazos de sus padres, es donde están más tranquilos. Pero sobre todo nos gustaba a nosotros. Disfrutar de su respiración cuando “rebota” en tu piel, de lo serenamente que te miran cuando tú les miras, acariciarle porque te apetece…

fulares portabebes mayores atender

fulares portabebes mayores atender

Por eso disfruté de portear a mis pequeños desde que eran poco más que pulguitas de las que sólo se veía un poquito de pelo y unos minipies que asomaban por el fular.

El tercero ha vuelto a tocar “puñetero”, pero aunque no hubiera sido demandante los portabebés han sido mi tabla de salvación para seguir adelante con la vida normal. Lo contaba en esta entrada del blog hace poco. La verdad es que ya nadie me pregunta por qué uso portabebés en lugar de carro, pero si tuviera que responder a esa pregunta diría que ahora necesito las manos para seguir sosteniendo a mis hijos.

Hay tantas razones como familias para usar portabebés, da igual si es un elástico para salir del hospital, o una bandolera para trastear en casa. Da igual que lo hagamos porque nuestro recién nacido sólo quiere estar cerca de nosotros, porque necesitemos trabajar o porque nos apetezca llegar donde con un carro es poco menos que imposible. A nuestro niño le dará igual que tengamos que atender a otra persona o que estemos haciendo la cena. Por eso y muchas cosas más regalo y recomiendo usar portabebés ergonómicos a todas las amigas y familiares que están embarazadas, para que su entrada en la maternidad sea más natural y en armonía con lo que nos pide el cuerpo. Así nos adaptaremos mejor a la vida con un niño en casa, esa locura que nos vuelve del revés y nos cambia la vida. Estaremos juntos, estaréis juntos.

Seguro en tus brazos

Miércoles, octubre 10th, 2012
Desde que conocí los portabebés ergonómicos mi vida ha dado un giro de 180º, he podido hacer cosas que de otra manera no hubiera sido posible. Sin embargo es importante portear bien y quiero decir con esto, con seguridad.

Me gustaría recordar unas normas básicas de seguridad en el uso de portabebés que nunca están de más.
- La primera y más importante es: asegurarse de que el bebé respira. Sí, ya, nadie deja a su hijo en un portabebés sin respirar, pero lo más importante es no confiarse y vigilar que la postura sea correcta, es decir, que la barbilla del bebé NUNCA toque el pecho y no poner nada encima que les pueda obstruir el paso del aire. Si se duermen se les gira la cabeza de lado y se sujeta con una de las bandas de tela, dejando libre la cara del bebé.
fulares portabebes uso seguro
fulares portabebes uso seguro
- Sigamos por los medios de locomoción, los portabebés NO DEBEN SUPLIR un SRI cuando vamos en el coche. Siempre han de ir correctamente instalados en la sillita que les corresponda por grupo de peso. Aquí hay que recordar que para ir en bici hay unas sillas homologadas estupendas y que los menores no deben ir en moto, quad, trikes o cualquier otro medio de transporte de dudosa seguridad si hay niños por medio.
- Otra también de puro sentido común es: no usar el portabebés en condiciones que pueden resultar peligrosas en caso de golpes, caídas o condiciones externas. Así de repente se me ocurren saltar, correr, trepar, montar en diversas atracciones, lugares con mucho ruido, pero seguro que vosotros os acordáis de muchas más. Por regla general si necesita un casco u otras protecciones, o si no se haría estando embarazada, hay que dejar al bebé en brazos más seguros.
- Hay que tener cuidado al agacharse, conviene sujetar con los brazos al bebé y sobre todo doblar las rodillas (nuestra espalda nos lo agradecerá) Si se es torpe como en mi caso (aunque yo prefiero llamarme tonta motriz que queda más fino) hay que tener cuidado también al girar en esquinas y puertas, no seríais los primeros en darle un golpe al niño por ir con prisa.
- Al llevarlo a la espalda hay que tener en cuenta todo a lo que pueden acceder desde esa posición privilegiada.
- Usar la protección adecuada dependiendo de las condiciones climatológicas. Gorras, sombreros, cremas, sombrillas… todo vale para proteger a nuestro bebé del sol. Y no hay que olvidar su hidratación, darle de beber siempre que bebamos e incluso ofrecer el pecho o agua frecuentemente entre medias.
En invierno hay que abrigarles. Cobertores, abrigos de porteo, abrigos normales complementados con botas o calentadores, calcetines, patucos… en caso de bebés que aún no se calcen. El portabebés en sí no es suficiente en climas fríos.
- Hay que tener cuidado al comer y beber, especialmente cosas calientes.
- Y respecto la colocación del portabebé en sí hay que vigilar que botones, correas, corchetes, pasadores o broches de los portabebés que los contengan están en perfecto estado.
No ajustar en exceso el portabebé, ya que puede hacerles daño, lo mejor es la “prueba del dedo” Si no se puede meter un dedo entre la tela y bebé, hay que soltar un poco, ha de caber justo, que nos notemos el dedo tenso, pero sin que haga daño.
También es necesario ajustar bien, un portabebé demasiado suelto le resultará incómodo al niño porque se sentirá inseguro y será incómodo para el porteador.
Hay que tener cuidado al pasar al bebé a la espalda, especialmente en la edad entre los 5-6 meses y pasado el año, que ya son muy activos y no dejan de moverse mientras tratas de anudar. Una buena solución sería ponerse con las piernas pegadas a la cama que un plus de seguridad no está mal.
Siguiendo estas indicaciones el porteo será seguro para ambos, y ante la duda… ¡sentido común!
Disfrutaos.

Imágenes de Boba Family.