Posts Tagged ‘Fácil’

De portabebés en portabebés.

Miércoles, septiembre 19th, 2012
Suena el despertador, son las 6’30 y mi día de madre atareada comienza.
Consigo ducharme y vestirme sin despertar al bebé de 6 meses que duerme a pierna suelta ¡bien!
Desayuno y preparo los almuerzos de los peques grandes, me acerco a su habitación, los despierto a besos y de repente se desata el INFIERNO (así, con mayúsculas): el peque se ha despertado.
Me acerco al armario con el niño en brazos y saco el mei tai. Me facilita ponerme al peque a la espalda para tener los brazos libres para achuchar y atender a mis mayores, que no llevan bien las horas intempestivas. Me gusta usarlo ahora que Manrique ya tiene una edad adecuada, además como es rápido de poner no tardo un suspiro en estar pendiente de los otros dos.
fulares portabebes lana meitai

fulares portabebes lana meitai

Bien, con todo apañado toca salir de casa, dejo a Manrique recién vestido encima de la cama con una muralla de almohadas por si decide hacer salto al vacío y cojo un fular para hacerme una cruz simple con preanudado. Sé que no es lo mejor porque la tensión que se consigue no es tan perfecta como con un nudo normal, pero voy a necesitar sacar y meter al niño varias veces en poco más de una hora… el reloj obliga. Echo de menos la época en que el ratón era tan liviano que podía usar un fular elástico. He cogido un fular tejido, un calin bleu para no pasar calor en el coche por su tejido de gasa, me resulta más fresco y menos “aparatoso” para llevar puesto mientras conduzco.
Tras el paseo mañanero dejando niños en coles diversos hoy toca compra, mientras el niño sigue haciendo pedorretas en el coche me deshago el nudo para hacerme algo más ajustado. Uso un nudo a la cadera, que Manrique ya muestra interés por el mundo que le rodea y así le puedo ir dando besos y enseñando botes y cajas…
fulares portabebes calin bleu gasa

fulares portabebes calin bleu gasa

Llego a casa y Manrique después de desayunar me mira con cara de “hoy toca trapo, mami, estoy demasiado cansado para jugar”. Voy a estar un rato largo y además siempre existe la posibilidad de una siesta, así que pienso hacerme una doble hamaca para estar lo más ligera posible para recoger y cocinar, nada de nudos delanteros o a la cadera estando en la cocina o cerca de la plancha. Esta vez elijo un didymos, un fular conocido por cualquiera que empiece en el porteo, por su fantástica estética  y por la gran calidad de sus fulares.
fulares portabebes tejido didymos

fulares portabebes tejido didymos

De repente ya son las 12’30, toca salir de casa de nuevo a recoger a los niños. Esta vez tiro de bandolera. Me encanta mi bandolera, es de tela de fular y para estos ratos cortos me resulta tan cómoda como práctica, reconozco que suelo ir ajustando casi sin mirar mientras camino, en cuanto le coges el truco hay pocas cosas tan cómodas para los ratitos como una bando.
fulares portabebes neobulle bandolera

fulares portabebes neobulle bandolera

Después llegar a casa, comer, siesta (si se dejan), recoger, merienda y como hace un día espléndido vamos a ir al parque. Hoy he tenido la suerte de que papá ha llegado antes y él elige un fular para llevar a Manrique. El parque nos cae lejos e Íñigo se cansa a veces de su moto, así que cojo mi mochila y me la pongo en un pispas, da gusto lo rápido que la tengo ajustada  a mi talla, así no nos da pereza usarla ambos indistintamente. Quizá la use con Guzmán, que aunque tenga 4 años y pese cerca de 18 kilos hay (muchas) veces que si me ve libre aún quiere su ratito de brazos, o quizá se quede de adorno. Menos mal que doblada no abulta nada.
Tras volver a casa, los baños y las cenas, acostarlos con un cuento y muchos mimos. Por fin el día se acaba y toca relajarse aunque, ahora que lo pienso, mañana toca piscina… ¿habré guardado el tonga?

La Navidad, las aglomeraciones y……los portabebés.

Viernes, diciembre 9th, 2011

¿En el centro de qué ciudad no se celebra la Navidad?

Pues bien, aprovechando el martes de fiesta nos fuimos con Jimena (3) a dar un paseo por el centro de Madrid. No cabía un alfiler, todas las calles que daban a la Puerta del Sol estaban abarrotadas. En la Plaza Mayor no era una excepción, para el que no lo conozca, montan unos puestos en los que venden figuras para los nacimientos, todo tipo de adornos y articulos de broma para Fin de Año.

No queríamos llevar la silla de paseo porque ya no le gusta mucho prefiere caminar pero claro se cansa….que bien hicimos. ¡Lo que nos faltaba! además de controlar a la niña para que no se perdiera entre tanta gente, estar pendiente de no atropellar a nadie…

En su lugar nos llevamos la Mochila Manduca. En cuanto vimos que ella no podía caminar entre tanta gente la subí a la espalda, de tal manera que ella podía ver perfectamente a su alrededor, luces adornos, mimos, puestos, gente…

A la hora de comer, hay muchos sitios por el centro, que son estrechos y estar con una silla nos incordia a nosotros, a los camareros o incluso al resto de clientes. Así que pudimos entrar dónde quisimos, por favor, ¡mesa para tres!.

Cuando ella se cansó (muchas emociones juntas) quería dormir un poco, la volví a subir a la Manduca y yo terminé de comer mientras ella descansaba, como si estuviera en brazos, tan tranquila.

Al estar descansada estuvo caminando un buen rato y al volver a casa cuando otra vez había muchísima gente, a hombros de su padre.

Conclusión un día perfecto en el que disfrutamos todos de lo mismo sin trastos.

Los portabebés y el frío.

Jueves, noviembre 17th, 2011

Parecía que no iba a llegar nunca pero parece que el frío se va colando poco a poco.

Muchos de nuestros clientes se preguntan cómo abrigarse usando un portabebé, pues bien, lo ideal es abrigarse de manera conjunta. ¿Por qué?, pues porque si metemos al bebé en un buzo y después en una mochila, una bandolera o un fular, se forma un batiburrillo en el que es difícil saber si el bebé está bien o mal colocado o incluso si va cómodo.

Por otro lado, si salimos a dar un paseo y nos metemos en algún sitio a tomar el aperitivo o a una galería comercial en la que la calefacción está fuerte, tendríamos que sacar al bebé, desabrigarlo y volver a meterlo y no hay necesidad de tanto trajín si estaba por ejemplo dormido.

Con los abrigos portabebés tenemos varias opciones para abrigarnos de una manera fácil, cómoda y por qué no, en algunos casos económica.

Cobertores Hoppediz: Es un cobertor de forro polar que te ayuda como si fuera un “parche” de tu propio abrigo. Es fácil de poner y quitar sin necesidad de mover a tu bebé. Eso sí, sólo se puede usar llevando al bebé delante. Este modelo es unisex.

 

 

 

Mam Deluxe: Es un abrigo de forro polar que por dentro está confeccionado con un tejido que no permite que traspase el agua. Es un abrigo muy cómodo de usar ya que cubre perfectamente a ambos sin necesidad de tener que sacar la cabeza del bebé por ningún agujero. Se le pueden quitar las mangas y usarlo como chaleco. Una vez que termines de portear, se puede quitar la pieza delantera y usarlo como un forro polar, eso sí, con una cremallera a la espalda que es lo que te permite usarlo llevando al bebé detrás. Este modelo es unisex.

 

 

Mama Jacket: Es el abrigo más elegante que tenemos. De estilo clásico y de un color muy básico y perfecto tanto para sport como para ocasiones más especiales. Se puede usar así mismo para cuando porteamos delante o a la espalda. Además tiene una pieza que se puede adquirir aparte para usarlo durante el embarazo. Este es un modelo de mujer.

Qué me aconsejas ¿una mochila o un mei tai?

Jueves, octubre 27th, 2011

Esta pregunta nos la suelen hacer aquellos padres que no quieren liarse con los nudos de un fular y buscan algo rápido y cómodo de poner.

A estos padres, siempre les decimos que lo mejor, por supuesto es aquello que se adapte a tus necesidades.

El concepto de mochila está claro, todos sabemos de que se trata. Podéis ver en estas entradas algunos post relacionados con este tema como la diferencia entre una mochila ergonómica y una convencional o la diferencia entre las mochilas Marsupi y Manduca

El Mei Tai es un portabebé de origen asiático. Su diseño es muy sencillo, ya que se compone de un rectángulo de tela con cuatro cintas anchas.

Ahora sí vamos a ver las diferencias entre uno y otro:

-Uso con el bebé: Las mochilas, dependiendo de la marca, pueden usarse desde recién nacido y hasta los 15 ó 20 de peso. El Mei Tai puede usarse con bebés desde los cuatro meses y hasta los 15kg de peso aproximadamente. En ambos casos se debe tener en cuenta la distancia que hay entre las corvas del bebé, ya que si la medida de la parte baja del mei tai es superior a esta, el bebé no estará bien colocado. Hay algunos tanto mochilas como mei tais que tienen la posibilidad de reducir o ampliar esta zona.

-Uso del porteador: Ambos son muy cómodos y fáciles de poner y quitar, pero el mei tai se ajusta haciendo dos nudos a las cintas de hombros y caderas. Esta característica permite compartir el portabebé aunque la complexión sea diferente ya que lo ajustas en el momento de colocar el bebé sin necesidad de soltar y volver a ajustar ninguna cincha. Las mochilas Marsupi tienen en común con los mei tais esta particularidad ya que se ajustan con velcros.

Lo que es seguro es que con cualquiera de ellos disfrutarés el doble de los paseos.

En Dealgodon.com podéis encontrar las siguientes marcas:

Mochilas:

Manduca

Mochila Manduca

Mochila Marsupi

Marsupi

Mei tai:

Lana Tragetücher

Mei Tai Lana Tragetücher

¿Cómo elegir el portabebé adecuado?

Jueves, agosto 25th, 2011

Muchas de las personas que se plantean ante el nacimiento de su hijo el uso de un portabebé se hacen esta pregunta.

Cuando te pones a buscar en internet pensando que vas a encontrar sota, caballo y rey y que va a ser sencillo, de repente te encuentras con un montón de cosas y no sabes por donde tirar: fulares elásticos o tejidos, bandoleras, mei tais, mochilas… Si no los has visto nunca, ¡te vuelves medio loco!

Lo primero que hay que pensar es ¿me gustaría portear o sólo lo quiero los primeros meses para estar en casa? Si lo que quieres es ser mamá o papá canguro puedes decantarte por cualquier tipo de portabebé aunque destacamos por ser el más versátil de todos el fular tejido, lo puedes usar desde recién nacido y tanto delante como a la cadera o a la espalda. Si por el contrario crees que el porteo no lo vas a practicar mas que en casa y los primeros meses, no lo dudes, el fular elástico es la solución, son portabebés cómodos, fáciles de usar y muy asequibles de manera que si más adelante te pica el gusanillo puedes pasarte a un fular tejido o incluso a una bandolera o un mei tai.

¿Cuál es mejor?, pues el que se adapte a tus necesidades y a tu ritmo de vida, ¿quieres algo rápido para el sube y baja?,un elástico si es recién nacido o una bandolera si es más mayorcito. ¿Quieres que sea fresquito y fácil de poner y quitar? un mei tai o una mochila.

Por supuesto el último factor de decisión es el presupuesto con el que cuentes, a veces verás que hay mucha diferencia en los precios de uno a otro. El uso es el mismo en todos, son los tipos de tejido, los diseños, si es algodón orgánico o no, el tipo de hilatura que utiliza cada marca, lo que marca la diferencia.

Si aún así sigues teniendo dudas busca un poco de asesoramiento para decidirte, porque probablemente no haya sólo un portabebé que encaje con tu familia. En Dealgodon.com podemos ayudarte bien por teléfono o si lo prefieres puedes acercarte por nuetra tienda.

¿Cual es el portabebés más cómodo y fácil de usar?

Jueves, julio 21st, 2011

Es una muy buena pregunta sobre todo para mamás primerizas que no tienen experiencia en porteo.

Sin duda el portabebé más fácil de usar en este caso, por su preanudado es el fular elástico. Es ideal para recién nacidos por su suave textura y muy sencillo se usar para el porteador. Favorece al bebé, entre otras muchas cosas, en el alivio de los cólicos al estar colocado en vertical, fomenta el vínculo con la madre y/o el padre, y por supuesto, todo esto dejando las manos libres para poder hacer otras cosas o atender a un niño más mayor.

El fular elástico así mismo, te ayuda a coger maña para los fulares tejidos, que bien es verdad que no son tan rápidos para meter y sacar al bebé como con los elásticos, pero la vida útil es más larga e igualmente puede utilizarse desde recién nacido. Un fular elástico es cómodo para ambos hasta que el bebé pesa en torno a los 8 o 9 kg. Después y siempre y cuando quieras seguir porteando a tu bebé, tienes varias opciones: fulares tejidos, bandoleras, meitais…. todos necesitan un poquito de práctica y nada más, no es difícil ni mucho menos. Aunque siempre, entre todos los tipos de portabebés que hay habrá alguno que te resulte mejor, pero no porque los otros sean peores, si no porque es el más adecuado para tí y tu familia.