Posts Tagged ‘fulares tejidos’

Un nudo, dos nudos, tres nudos

Miércoles, mayo 22nd, 2013

Ahora que vuelvo al porteo después de meses de inactividad estoy recordando lo difícil que es empezar. Y es verdad que aunque tengo experiencia previa con portabebés ergonómicos y le he perdido el miedo a los anudados a la espalda ahora recuerdo mejor las primeras inseguridades de empezar a portear.

Como concepto básico para una persona que está empezando y que se hace un poco de lío, un anudado es cualquier forma de atar un fular, los pases son los diferentes movimientos que hacemos con la tela para recoger a nuestros peques y las capas son las bandas de tela que envuelven a nuestro bebé.

fulares portabebes fil up fular tejido ergonomico red castle

fulares portabebes fil up fular tejido ergonomico red castle

Un anudado delantero básico para empezar, de poca dificultar y muy buen soporte es la “Cruz envuelta” Es un nudo de 3 capas, una horizontal y dos diagonales con las que se puede abrigar más al niño y también sujetar la cabeza a un bebé dormido. Además es un anudado que se empieza con el niño fuera del fular, así que nos puede ofrecer más seguridad al principio. En cuanto a las “posturitas” no resulta nada complicado aunque tengas la misma elasticidad que una piedra, así que es perfecto para empezar o para torponas como yo. Además “perdona” la poca tensión en la tela.

Hay anudados delanteros más frescos como el canguro, que se forman por una sola capa de tela horizontal, pero es un nudo más técnico y que puede ofrecer más dificultar para un principiante. Eso sí, es cómodo, fresco y necesitas un fular más corto que para la cruz envuelta, así que es ideal para el verano.

Como anudados a la cadera y evitando entrar en frikismos, las múltiples variaciones del canguro a la cadera nos cubrirán la “etapa cotilla” del bebé. Es un nudo que carga sobre un sólo hombro, así que el peso se reparte menos por la espalda, y aunque lo hagamos con un refuerzo cruzando los pases una vez más, siempre resultará menos cómodo que un nudo simétrico. Por lo demás está muy bien, de una dificultad baja y muy apañado para esa época en la que nuestro peque ya quiere cotillear pero aún no podemos/sabemos/queremos pasarlo a la espalda.

Los anudados a la espalda son muy numerosos. Aquí entra el factor pánico. Y es que… ¿quién no ha temblado la primera vez que se ha pasado a su peque a la espalda? Hay dos formas de hacerlo, o bien lo pasas por encima de tu hombro o lo giras de tu cintura a la espalda. En la primera forma será más fácil que el niño quede alto, pero con bebés muy pequeños o muy, muy movidos, es más fácil hacer la segunda. También con niños que pesan es más fácil pasar al niño por la cintura.

fulares portabebes didymos canguro simple

fulares portabebes didymos canguro simple

En estos anudados es aún más importante que en el resto hacer  bien la bolsita que dará la postura correcta a las caderas: primero porque a la espalda no podemos controlar tanto si el niño pierde la postura y segundo porque si dejamos mucha tela en sus corvas puede llegar a resultarle incómodo y a impedirle la circulación. Lo ideal las primeras veces es hacerlo frente a un espejo, escuchar a nuestros hijos y hacer “la prueba del dedo”. Una vez anudado el fular puedes pasar un dedo entre su piel y el fular. Si no puedes o te hace daño, toca volver a empezar. Si puedes meterlo holgadamente o incluso alguno más, también.

A la hora de desplegar la tela por la espalda da igual que sea en varios pases o uno, la tensión también ha de ser correcta, demasiado tenso nos resultará incómodo a nosotros y nuestro bebé, y demasiado suelto puede hacer que nuestro peque se “arrugue” dificultando su respiración.

Los mejores anudados para empezar a la espalda… pues casi cualquiera. Por sencillo el canguro a la espalda,  además es fresco y permite la opción del acabado tibetano, si aún no tenemos mucha soltura para hacer los tirantes doblando bien la zona del hombro del fular.

Otro buen anudado (y también para niños de todas las edades por su soporte bárbaro) es la doble hamaca, un nudo con dos capas que proporcionan una sujeción segura de la cabeza si el peque se duerme, eso sí, necesitas ayuda externa o unos brazos largos y gran flexibilidad para sujetarle la cabeza cuando se queda dormido.

fular lenny lamb fulares portabebes

fular lenny lamb fulares portabebes

Para eliminar el miedo está muy bien la mochila cruzada, donde se empieza atando el pase horizontal tras hacer la bolsita con el niño. Esto da la seguridad de poder hacer los pases diagonales sabiendo que el niño está ya bien sujeto. Además es de tres capas, ideal para ratos largos o niños grandes. La única pega que le veo es que puede resultar incómodo con un pecho muy voluminoso o en madres que amamantan, pero atándolo más arriba como en la foto nos puede ayudar a que el pecho quede despejado.

Aparte de éstos hay muchos más, para ratos cortos y niños ligeros están los atados tipo africano o rebozo, para ratos largos los nudos de varias capas como SHBC (cruzado a la espalda alto por sus siglas en inglés), el rebozo inverso… Cualquier variación que hagas a un nudo que te resulte cómoda y que no comprometa la seguridad de bebé y porteador seguro que será bien acogida por más familias porteadoras, así que entra en nuestro Facebook o Twitter y cuéntanos cómo anudas.

Gasa para el calor

Lunes, abril 22nd, 2013

Ahora que por fin parece que nos empezamos a sacudir de encima el frío que ha hecho todo el invierno y la bendita lluvia que nos ha remojado durante este tiempo, ¿qué mejor que renovar armario fularil?

fulares portabebes calin bleu fular de gasa cruz envuelta

fulares portabebes calin bleu fular de gasa cruz envuelta

En este caso quiero hablaros de los fulares Calin Bleu, que son perfectos para esta época del año por su tejido en gasa de algodón.

Fabricados en la UE los fulares Calin Bleu son sometidos a rigurosos controles de calidad para comprobar su rango de uso y que son totalmente seguros.

Las instrucciones del fabricante traducidas al español incluyen múltiples posiciones posibles, si bien desde DeAlgodón-FularesPortabebés no recomendamos el uso de un portabebé ergonómico para poner al niño de cara al mundo.

A mí me gustan particularmente porque en verano la idea de hacer nudos de varias capas de tela me da calor, así que con el peso de cualquiera de mis mostrenquitos sólo me puedo permitir nudos largos con fulares frescos y este cumple los requisitos.

Además la comodidad que me da poderme meter en el agua con él, o jugar con mis chiquis en fuentes verticales si salimos por ahí o en el patio de nuestra casa del pueblo a hacer una guerra de agua…  Tranquilidad total de saber que es un auténtico todoterreno que podré arrastrar y “maltratar” sin que sufra o se deteriore.

Y este año hay colores nuevos ¡ñam! Y para las que sean como yo (que soy de rojos) ¿habéis visto este? Más primaveral imposible.

fulares portabebes fular tejido gasa calin bleu escarlata

fulares portabebes fular tejido gasa calin bleu escarlata

Estoy deseando que el traumatólogo me dé el alta por lo del hombro de una vez, porque encima a 47€… No se puede pedir más, bueno sí, más complementos, pero para eso estad atentos al blog y a nuestro facebook y twitter, que dentro de nada… ¡más sorpresas!

La etapa sube/baja.

Lunes, enero 14th, 2013

No hay otra etapa en la vida de nuestros hijos tan letal para nuestra espalda como cuando aprenden a andar. Ese periodo de tiempo en el que la nueva capacidad les fascina en la misma medida que les agota, cuando no están en brazos más que un ratito en el que se van revolviendo para poder verlo todo.

Podríamos pensar que los ratos son tan cortos que nos puede compensar llevarle sólo en brazos y olvidarnos de cualquier portabebé, pero un par de días porteando en brazos nos harán cambiar de opinión, así que he pensado en ahorraos ese dolor de espalda y darle un repaso a qué podemos esperar de cada portabebé en esta situación.

La reina indiscutible para este periodo es la bandolera, su sencillo modo de ajuste, la rapidez con la que nos la podemos intercambiar con otro porteador y la amplitud visual que proporcionan al niño hacen que sea sencillamente perfecta. Lo negativo es que si el peque se cansa de verdad o se duerme, al ser un portabebé que carga el peso sobre un solo hombro hace que resulte incómoda al cabo de un rato, sobre todo si nuestro cangurín tiene un peso importante. Y aquí una mención especial a las bandoleras de malla, como el Suppori y el Tonga, que nos caben en cualquier bolsillo cuando no los estamos usando, aunque el soporte que ofrecen no es comparable al de una bandolera de anillas. Los pouch también son fáciles de poner y quitar, quedando reducidos a la mínima expresión cuando no se usan.

fulares portabebes bandolera anillas storchenwiege

fulares portabebes bandolera anillas storchenwiege

Los fulares tejidos también son muy versátiles en esta etapa. Yo me decantaría por nudos rápidos que dominemos porque tendremos que anudar y desanudar varias veces en poco tiempo, y si tardamos en hacer el nudo el paseo se nos puede hacer eterno. Lo mejor del fular en esta situación es que una talla larga nos permitirá hacer nudos simples pero también nudos largos si necesitamos portear un rato más largo. La solución intermedia de un nudo con preanudado nos servirá solamente si nuestro peque es un peso ligero o si no vamos a estar mucho rato, ya que el ajuste que se hace al preanudar no es tan efectivo. Lo peor es que cuando el niño está descubriendo mundo ocupan bastante y en épocas calurosas nos puede resultar incómodo llevarlos enrollados sobre el cuerpo.

fular lenny lamb fulares portabebes

fular lenny lamb fulares portabebes

Los portabebés de tipo asiático, como meitais o podaegis también resultan muy cómodos en esta etapa por su rapidez en el ajuste, además suelen servir para diferentes tipos de tallas. Además cuando no los necesitamos se doblan muy fácilmente y son cómodos para guardar en un bolso.

fulares portabebes meitai hoppediz hoptye

fulares portabebes meitai hoppediz hoptye

Las mochilas ergonómicas también son estupendas para poner y quitar en un pispas. Además tienen la inmensa, increíble y grandiosa ventaja que es un portabebés al que los padres no le tienen “miedo”, quizá porque como se ven mucho por la calle (aunque no todas ergonómicas, lamentablemente) y las tenemos por más cotidianas. Por otra parte son grandes para guardarlas cuando el niño camina, aunque la mayoría nos dan la opción de mantenerlas en la cadera.

fulares portabebes mochila boba carrier

fulares portabebes mochila boba carrier

Después de todo esto espero que tu etapa “sube y baja” sea más llevadera, y si tienes algún truco que quieras compartir con nosotros, recuerda que puedes escribirnos en este mismo blog o a través de Facebook o Twitter.
¡Feliz porteo!

De portabebés en portabebés.

Miércoles, septiembre 19th, 2012
Suena el despertador, son las 6’30 y mi día de madre atareada comienza.
Consigo ducharme y vestirme sin despertar al bebé de 6 meses que duerme a pierna suelta ¡bien!
Desayuno y preparo los almuerzos de los peques grandes, me acerco a su habitación, los despierto a besos y de repente se desata el INFIERNO (así, con mayúsculas): el peque se ha despertado.
Me acerco al armario con el niño en brazos y saco el mei tai. Me facilita ponerme al peque a la espalda para tener los brazos libres para achuchar y atender a mis mayores, que no llevan bien las horas intempestivas. Me gusta usarlo ahora que Manrique ya tiene una edad adecuada, además como es rápido de poner no tardo un suspiro en estar pendiente de los otros dos.
fulares portabebes lana meitai

fulares portabebes lana meitai

Bien, con todo apañado toca salir de casa, dejo a Manrique recién vestido encima de la cama con una muralla de almohadas por si decide hacer salto al vacío y cojo un fular para hacerme una cruz simple con preanudado. Sé que no es lo mejor porque la tensión que se consigue no es tan perfecta como con un nudo normal, pero voy a necesitar sacar y meter al niño varias veces en poco más de una hora… el reloj obliga. Echo de menos la época en que el ratón era tan liviano que podía usar un fular elástico. He cogido un fular tejido, un calin bleu para no pasar calor en el coche por su tejido de gasa, me resulta más fresco y menos “aparatoso” para llevar puesto mientras conduzco.
Tras el paseo mañanero dejando niños en coles diversos hoy toca compra, mientras el niño sigue haciendo pedorretas en el coche me deshago el nudo para hacerme algo más ajustado. Uso un nudo a la cadera, que Manrique ya muestra interés por el mundo que le rodea y así le puedo ir dando besos y enseñando botes y cajas…
fulares portabebes calin bleu gasa

fulares portabebes calin bleu gasa

Llego a casa y Manrique después de desayunar me mira con cara de “hoy toca trapo, mami, estoy demasiado cansado para jugar”. Voy a estar un rato largo y además siempre existe la posibilidad de una siesta, así que pienso hacerme una doble hamaca para estar lo más ligera posible para recoger y cocinar, nada de nudos delanteros o a la cadera estando en la cocina o cerca de la plancha. Esta vez elijo un didymos, un fular conocido por cualquiera que empiece en el porteo, por su fantástica estética  y por la gran calidad de sus fulares.
fulares portabebes tejido didymos

fulares portabebes tejido didymos

De repente ya son las 12’30, toca salir de casa de nuevo a recoger a los niños. Esta vez tiro de bandolera. Me encanta mi bandolera, es de tela de fular y para estos ratos cortos me resulta tan cómoda como práctica, reconozco que suelo ir ajustando casi sin mirar mientras camino, en cuanto le coges el truco hay pocas cosas tan cómodas para los ratitos como una bando.
fulares portabebes neobulle bandolera

fulares portabebes neobulle bandolera

Después llegar a casa, comer, siesta (si se dejan), recoger, merienda y como hace un día espléndido vamos a ir al parque. Hoy he tenido la suerte de que papá ha llegado antes y él elige un fular para llevar a Manrique. El parque nos cae lejos e Íñigo se cansa a veces de su moto, así que cojo mi mochila y me la pongo en un pispas, da gusto lo rápido que la tengo ajustada  a mi talla, así no nos da pereza usarla ambos indistintamente. Quizá la use con Guzmán, que aunque tenga 4 años y pese cerca de 18 kilos hay (muchas) veces que si me ve libre aún quiere su ratito de brazos, o quizá se quede de adorno. Menos mal que doblada no abulta nada.
Tras volver a casa, los baños y las cenas, acostarlos con un cuento y muchos mimos. Por fin el día se acaba y toca relajarse aunque, ahora que lo pienso, mañana toca piscina… ¿habré guardado el tonga?

Próximo taller de iniciación al porteo en Galapagar, Madrid

Lunes, septiembre 10th, 2012

Hemos arrancado este nuevo curso con actividades en Dealgodon – Fulares Portabebés. La próxima será un taller de iniciación al porteo el próximo miércoles día 19 de septiembre. Tenéis toda la información en nuestra web.
¡Animaros a venir!

Kikuyu, un fular para usar de principio a fin.

Jueves, agosto 23rd, 2012
Hoy quiero hablar del fular de sarga cruzada de la marca española Kikuyu, hecho en nuestro vecino Portugal.
Curiosamente he tenido oportunidad de usarlo en un viaje por los arribes del Duero y Tormes, visitando la zona de Tras-os-Montes y la ciudad de Miranda Do Douro, me hizo gracia la coincidencia cuando vi dónde estaba hecho al mirar la etiqueta para lavarlo al llegar a casa.
Aunque era un fular nuevo no se hizo el difícil y aportó suavidad suficiente como para que metiera sin lavado ni “doma” previa al cangurito más pequeño, cuyo peso ligero bien repartido gracias al Kikuyu hizo posible llevar el fular durante horas sin que se moviese o desajustase.
fulares portabebes kikuyu blanco y rosa

fulares portabebes kikuyu blanco y rosa

Es un fular cuyo grosor hace aceptable portear a un niño mayor incluso en un nudo de un capa un tiempo más que razonable, quizá sea en este caso un poco duro en el hombro, pero la medida de 4’60cm da talla suficiente como para hacer un twist central de refuerzo y aligerar la carga en hombro, además su ancho de 70 cm lo hace ideal para estos niños, ya que no se queda corto en su espalda aunque hagamos una buena bolsa.
El fular es 100% algodón, así que no resulta excesivamente cálido en verano y tiene en uno de sus extremos un práctico bolsillo de buen tamaño, cerrado con dos velcros que resulta muy útil, ya que sobra para meter la cartera, las llaves y una cámara de fotos compacta.
Con una excelente relación calidad precio es un fular tejido perfecto para usar con recién nacidos y hasta pesos pesados, una compra ideal para aquellos que quieren iniciarse en el porteo y no quieren tener que usar más de un fular.
Viene presentado en una caja de cartón rígido con tapa, envuelto en papel de seda y con una bolsa a juego para guardar el fular, perfecto para regalarlo o mejor, regalárnoslo.
presentacion fulares kikuyu portabebes

presentacion fulares kikuyu portabebes

Calin Bleu, una opción refrescante

Miércoles, agosto 15th, 2012
Hoy os quiero hablar más a fondo del fular Calin Bleu, cuya principal característica es que es… ¡de gasa!
calin bleu fulares portabebes gasa

calin bleu fulares portabebes gasa

Con su tejido de gasa en 100% algodón me ha resultado ideal, incluso con nudos de varias capas y habiendo sufrido los días más calurosos de lo que llevamos del verano, fue realmente fresco llevar puesto el fular.
Obviamente seca genial, una ventaja importante a la hora de lavarlo si no tenemos mucho espacio para tender, pero en esta época mucho más importante para llevártelo a la playa o piscina y poder mojarte con un bebé muy bebé, de los que aún no sujetan cabeza ni espalda, aquellos para los que el Tonga se queda un poco corto de tela. Además la diferencia del método de tejido con respecto al resto de fulares tejidos hace que se pegue menos la arena húmeda.
Una vez anudado se mantiene firme, con poco rebote en nudos de una capa. El fabricante nos da un rango de uso de 2’5 a 15 kilos y habiéndolo probado con dos canguritos de 7 y 11 kilos la sensación es muy buena.
calin bleu azul espalda fulares portabebes gasa

calin bleu azul espalda fulares portabebes gasa

Cuando no lo estamos usando se dobla muy fácilmente y ocupa menos espacio que un fular tejido de su misma medida.
Nosotros lo hemos probado en un espectacular violeta, apto para todos los gustos, pero el fular portabebés Calin Bleu está disponible en varios colores a un precio muy asequible.

¿Qué portabebés utilizar cuando hace calor?

Viernes, julio 20th, 2012

Ya de nuevo sumergidos en los calores estivales muchos padres nos preguntan cómo portear cuando hace tanto calor. Los portabebés ergonómicos no son calurosos en sí mismos, ya que suelen ser de algodón y por tanto, muy transpirables.

La primera recomendación es llevar al menos una capa de algodón entre nosotros y el bebé, y si salimos de paseo no olvidar proteger su cabecita con un sombrero. Incluso las más atrevidas ¡usan sombrilla!

Opciones veraniegas para bebés muy pequeños:

-Un buen fular tejido y un anudado canguro de una sola capa.

- Un fular de gasa como el fular tejido Calin Bleu.

- Un fular de malla Fil’Up.

- Una bandolera de anillas (recomendamos su uso con recién nacidos para papás con experiencia)

- La mochila Marsupi Plus Breeze, hecha de lino.

Opciones para bebés a partir de 4/5 meses o que sujetan por si mismos la cabeza. Mantenemos algunas opciones anteriores como los fulares o las bandoleras de anillas, más:

- El portabebés japonés SUPPORi.

- El Tonga

- Un pouch como los de Pinjarra.

- La mochila ergonómica Manduca con poco acolchado y cáñamo en su composición.

-Y para los baños, una bandolera para el agua de tejido Solarweave.

¿A que no hay excusa para no portear en verano?

Más novedades en nuestro catálogo

Miércoles, junio 6th, 2012

En esta semana en Dealgodon – Fulares portabebés tenemos muchísimas novedades:
Ya han llegado los fulares tejidos y bandoleras de la última gama que ha sacado Néobulle. Se llama Feng Shui Attitude y crean armonía en los cuatro elementos (Fuego, Tierra, Metal, Agua, Madera) por sus diseños y colores. Han sido diseñados por Marie Laure Marrel, especializada en arte y filosofía. El dibujo central representa el eje del cielo y la tierra, que se asocia con la columna vertebral del bebé. El motivo decorativo está elaborado con el mismo tejido que el fular y la técnica para coserlo es muy precisa, ya que no está impreso y no está cosido. Hay cuatro colores disponibles.

Neobulle_Feng_Shui_bando_kalliste

Neobulle_Feng_Shui_bando_kalliste

Frecuentemente nos preguntábais si teníamos fulares lisos o “no de rayas” y los hemos buscado para ofreceros  mayor variedad. Hemos incluido al catálogo los famosos Leo de la marca Storchenwiege en fulares tejidos y bandoleras. Están fabricados en suave tejido de jacquard de colores sólidos.

Storchenwiege_natural_2

Storchenwiege_natural_2

Y para los más pequeños de la casa también tenemos portabebés de juguete! Mochilas Boba Carrier, Bandoleras Néobulle y pequeñas Marsupi Plus para que puedan llevar a sus muñecos de paseo a imitación de papá y mamá.

marsupi_portamuñeco_beige

marsupi_portamuñeco_beige

Y aún faltan más…. continuará…

Un portabebé para cada edad: A partir de los 12 – 18 meses.

Viernes, febrero 24th, 2012

Ya ha pasado un año o más…. no te lo puedes creer ¿a que no?.

Cuando los pequeños alcanzan esta edad empieza a ser muy cómodo llevarles a la cadera, y a la espalda. Empiezan a pasar más rato en el suelo y cada vez quieren explorar más a su alredesor por lo que querrán subir y bajar cada dos por tres. Cuando comienzan a charlotear un poco en la cadera se lo pasan en grande cuando les cuentas todo lo que ven a su alrededor.

Probablemente a esta edad ya le habremos sacado todo el partido posible a un fular elástico y lo dejemos usar por razones no tanto de resistencia si no de comodidad. El peso del bebé hace que ceda demasiado y sobre todo fulares que en su composición tengan algo mas que algodón como por ejemplo elastano, es probable que ya llevemos bastante tiempo usandolo con dificultad

La bandolera es una buenísima opción hasta más o menos los 14 kilos del bebé en los que dar un largo paseo cargando en un sólo hombro puede resultar pesado. Ahora eso sí ideal para el sube y baja ya que la podemos llevar colocada y simplemente ajustar y desajustar la tela con las anillas sin anudar cada vez.El fular tejido, el mei tai y la mochila pueden seguir usándose aún durante mucho tiempo. Y si por ejemplo tenemos sólamente un fular elástico y vamos a comprar uno nuevo hay que plantearse qué uso le vamos a dar y cuál se puede adaptar mejor a nuestro estilo de vida y nuestras costumbres.

En el caso de querer cambiar a un fular tejido debemos tener en cuenta los que nos van a dar mejor soporte por su tejido o su composición, así, por ejemplo los fulares Lana Tragetücher ofrecen una estupenda resistencia. También lo hacen los que tienen mezcla de cáñamo y algodón como es el caso de los fulares Pinjarra.

Los mei tais y las mochilas son más fáciles de usar en el sentido de que el anudado es mínimo o nulo en el caso de las mochilas. Por eso éstas son las preferidas por los padres.

Con estos últimos portabebés no hay límite ni de edad ni de peso, sino que serán ambos el porteador o el niño quienes decidan cuándo termina su etapa de porteo.