Posts Tagged ‘kanga’

Con todo esto que llevo y se me han olvidado los ojos de la nuca.

Jueves, junio 30th, 2011

Han llegado los días de disfrutar de la piscina, la playa, descansar en el campo a la sombra….

El otro día vi en la piscina a una mamá con sus tres hijos, los dos mayores entraban y salían de la piscina y al pequeño lo estaba amamantando. Podía ver su cara pidiendo que le crecieran dos ojos en la nuca para poder dar a basto. Ella llevaba un carrito dónde tras dar el pecho a su bebé se quedó profundamente dormido pero, ¿cómo podría hacer para no dejar sólo al bebé en una piscina pública y seguir vigilando a los otros dos?.

Le hablé de los portabebés ergonómicos y le pareció una buena idea…. Dentro de todos los que existen hay muchos que pudieran servirle, pero tres especialmente sin duda le facilitarían las cosas.

Por un lado la bandolera para el agua de Mis Canguritos. Con ella podria meterse en el agua en la piscina si hiciera falta, además el tejido con factor de protección 50 mantiene al bebé a salvo de las quemaduras solares (eso sí, ojo con las partes de su cuerpo que quedan sin cubrir y no olvides ponerle un “gorrete”.)

Por otra parte los niños ya eran suficientemente mayores y sabían nadar así que una buena opción es el fular Calin Bleu de gasa que es fresquito para que el bebé se eche una buena siesta sin perder de vista  a unos o a otros.

Por ultimo, los Kangas son portabebés de telas africanas que puedes usarlo casi de tantas formas como imagines. Tan pronto es pareo, como toalla como portabebé y también ocupa muy poco espacio.

Los portabebés, como puedes ver, son una opción estupenda para no tener que llevarte la casa a cuestas cada vez que salgas a disfrutar de un refrescante momento. En cuanto al carrito, si te parece cómodo llévatelo, nunca viene mal y te puede ayudar para que tu bebé descanse en algún momento o incluso llevar en la bandeja de abajo algún juguete, las toallas, los bañadores de cambio….

Sobre todo no te dejes en casa las ganas de pasartelo bien y disfrutar de la crianza sea dónde sea.

Preparando la maleta

Lunes, junio 27th, 2011

Como dice Almudena, ¿ya nos huele el culo a playa! :D

Sólo nos quedan unos días para irnos la familia de vacaciones a la costa y la verdad es que estamos esperando el momento con muchas ganas. Ana se pasa el día cantando el estribillo de un capitulo de Caillou que dice ¡!la playa, el mar, nos vamos a bañar!! Ella ya sabe lo que le espera, rebozarse como una croqueta en la arena, hacer mil y un flanes con el cubo y chapotear, chapotear, chapotear. Para Inés será la primera vez que vea el mar y que toque la arenita. Sospecho que le va a encantar.

Yo he estado pensando qué portabebé llevarme para el viaje. Me llevaría todos pero claro, ¡también tengo que meter ropa en la maleta!

El primero que no puede falta es la bandolera para el agua. La he estado usando en la piscina y la verdad es que estoy encantada. Pensaba que al ser poliester fuera del agua me daría calor pero, como es tan fina, no es así. De soporte está fenomenal ya que paso mucho rato con Inés en ella mientras estoy con Ana en la piscina de pequeñitos ( el agua me llega por las inglés) y no me resiento. Le pongo crema en las pantorrillas y un gorro de ala ancha y como la tela tiene protección solar 50 ¡ya está!

Luego he cogido el Tonga. Es tan pequeño que lo llevaré de continuo en el bolso por si acaso. Es el del arco iris, que más veraniego no lo hay. Creo que me será muy práctico para volver a casa de la playa. Como por más que intentes lavarles siempre se les queda el culete lleno de arena, me parece que deben de ir muy incómodas con el pañal. Así que con el bañador de tela y el tonga haremos el regreso a casa.

También llevaré dos o tres kangas, porque lo mismo llevo a la niña, que me hago un chambao, que cubro la tumbona, que nos sirve de mantel en la arena. Por algo lo llaman la tela de los mil usos.

La bandolera portabebés Kairo de Hoppediz es el otro imprescindible. Como está tan suave y domadita y es clara de color, me resulta superfresca para llevar a Inés.

Para Ana el mei tai de Lana Tragetucher, que ella ya es un peso pesado y requiere muy buen soporte para que su padre la lleve.

Sin falta llevaré también un fular portabebé Calin Bleu de gasa de algodón. Y a lo mejor todavía me llevo algún fular con lino por si acaso, ¿creéis que me cerrará la maleta?

Viaje por un mundo de porteo

Lunes, febrero 7th, 2011

 

Me ha encantado un artículo que he leido sobre los portabebés de todo el mundo. Espero que os guste tanto como a mi.  

En la anterior entrada  descubrimos que los bebés humanos (que no tienen alas como los gorriones)  necesitan como especie al modo de los mamíferos  marsupiales  del contacto físico para afrontar el mundo con seguridad. Como vamos a ver la tradición del porteo, con sus variantes,  está profundamente arraigada en multidud de culturas del planeta y está asociada a diferentes símbolos.

Gemma Guillamón, doula y miembro de la Asociación Española Fomento del  Porteo nos mostró y explicó los diferentes portabebés que se encuentran en el mundo y su simbología. Nos transmitió como el porteo es algo universal, natural y de carácter ancestral. Nos adentramos así en un paseo por el mundo y las diferentes maneras de llevar a los bebés y los niños.

PORTEAR AL BEBÉ SEGÚN EL PROGRESO

Portear al bebé es una práctica habitual en todo el mundo desde hace siglos. En Occidente una idea de falsa modernidad alimentada por intereses comerciales el porteo se asoció con la pobreza y o la mendicidad. La idea de que lo moderno y funcional es llevar al bebe en un carrito o sillita de paseo, (el maxi-cosi!)  ha ido tomando posiciones entre las familias que buscan demostrar la capacidad económica. ¿Tanto dinero hace falta para hacerles felices?.  ¿A quien interesa esta creencia?.

Afortunadamente cada vez hay mayor información y menos prejuicios y las diferentes variantes de portabebés son cada vez de un uso más extendido por las familias occidentales de todas las clases y tendencias que valoran sus ventajas de toda índole.

A continuación en familiasnRuta vamos a dar una vuelta por un mundo de porteo.

AFRICA

Los africanos le dan mucha importancia a la vida intrauterina y el portabebé que utilizan nos muestra como buscan seguir piel con piel.

En África nos podemos encontrar que con cualquier tela o sábana lo atan desde los pechos hasta la cintura y el bebé queda sentado en el culo de su mamá o porteador. Lo más normal es portear en la espalda pero también lo llevan en la cadera. Las telas reciben diferentes nombres: el bambara en Senegal o el kanga o paño africano. En Namimbia utilizan una piel y en forma de mochila lo llevan habitualmente en la espalda y es sorprendente con que facilidad puede el bebé agarrarse al pecho para mamar.

ASIA

En Asia el universo simbólico que envuelve a los portabebés continúa dando testimonio de la importancia que le conceden. Se utilizan canastos que llevan ornamentos para cargar buenas energías y esperanza y se suelen regalar un mes después del nacimiento como protección de los malos espíritus. El color rojo es símbolo de prosperidad.

Para los japoneses es importante mantener la barriga caliente para no tener cólicos o para prevenir las caderas laxas de los bebés. En Japón, los bebés son cargados en el tradicional kimono sash u orbi.

En Malasia entienden que el alma del bebé aún no esta en el cuerpo y puede venir a llevársela, para evitarlo los portabebés estan muy trabajados con amuletos para huyentar a los malos espíritus.

Los Koreanos utilizan un podaegi (portabebé tradicional que consiste en una manta que por lo regular también se coloca en la espalda).

Entre los Hmong grupo asiático que vive en las zonas montañosas del sudoeste de la República Popular China), los portabebés incorporan en sus telas, diseños intrictados con la intención de proteger las almas de los infantes de espíritus malignos. En China el portabebé recibe el nombre de mai tais.

AMERICA DEL NORTE

En America del Norte los indios solían llevar a los bebés en cunas de madera con una ropa y bien enfajados. Uno de los objetivo de los indios de América, nómadas en su mayoría era poder dejarlos colgados en un árbol cuando paraban en el recorrido.

Entre los Inuit (grupo nativo que habita en las regiones árticas de Canadá conocidos también como esquimales), los bebés son llevados en un amautik (es un abrigo tradicional hecho con un gorro para llevar el bebe, fabricada de diversos materiales, principalmente pieles de caribú y foca) . Muchas veces el bebé va desnudo en los copuchones que adquieren forma de útero.

AMERICA LATINA

En America del Sur son las telas de colores las más usuales. Menos común podemos encontrar portabebés donde sujetan la tela con dos palos.

Hay culturas que el primer año del bebé no tocará el suelo para evitar los grandes peligros que puede haber como puede ser dentro de la selva.

Según recoge Barbara Wishingrad, fundadora del proyecto a la manera de rebozo, en su web crianza a través de las culturas :

“El libro de Liedloff  “El concepto del continuum” detalla su experiencia viviendo con una tribu al estilo de la edad de piedra en la jungla del Sur de América. En un utensilio denominado Yeguana, llevan a sus bebés tal como lo hacían sus ancestros: al estilo marsupial. Sus bebés van con ellos a todas partes, raramente los bajan y cuando lo hacen, vuelven a colocarlos tan rápidamente como sea posible. Contrariamente a lo que sucede en el mundo occidental, en donde este tipo de crianza no es practicada; en la yeguana, los niños crecen con seguridad emocional y confianza, cosas que raramente, se ven en el mundo moderno”

Fuente: http://familiasenruta.com/crianza-viajera/viaje-por-un-mundo-de-porteo/