Posts Tagged ‘mochila’

Seguro en tus brazos

Miércoles, octubre 10th, 2012
Desde que conocí los portabebés ergonómicos mi vida ha dado un giro de 180º, he podido hacer cosas que de otra manera no hubiera sido posible. Sin embargo es importante portear bien y quiero decir con esto, con seguridad.

Me gustaría recordar unas normas básicas de seguridad en el uso de portabebés que nunca están de más.
- La primera y más importante es: asegurarse de que el bebé respira. Sí, ya, nadie deja a su hijo en un portabebés sin respirar, pero lo más importante es no confiarse y vigilar que la postura sea correcta, es decir, que la barbilla del bebé NUNCA toque el pecho y no poner nada encima que les pueda obstruir el paso del aire. Si se duermen se les gira la cabeza de lado y se sujeta con una de las bandas de tela, dejando libre la cara del bebé.
fulares portabebes uso seguro
fulares portabebes uso seguro
- Sigamos por los medios de locomoción, los portabebés NO DEBEN SUPLIR un SRI cuando vamos en el coche. Siempre han de ir correctamente instalados en la sillita que les corresponda por grupo de peso. Aquí hay que recordar que para ir en bici hay unas sillas homologadas estupendas y que los menores no deben ir en moto, quad, trikes o cualquier otro medio de transporte de dudosa seguridad si hay niños por medio.
- Otra también de puro sentido común es: no usar el portabebés en condiciones que pueden resultar peligrosas en caso de golpes, caídas o condiciones externas. Así de repente se me ocurren saltar, correr, trepar, montar en diversas atracciones, lugares con mucho ruido, pero seguro que vosotros os acordáis de muchas más. Por regla general si necesita un casco u otras protecciones, o si no se haría estando embarazada, hay que dejar al bebé en brazos más seguros.
- Hay que tener cuidado al agacharse, conviene sujetar con los brazos al bebé y sobre todo doblar las rodillas (nuestra espalda nos lo agradecerá) Si se es torpe como en mi caso (aunque yo prefiero llamarme tonta motriz que queda más fino) hay que tener cuidado también al girar en esquinas y puertas, no seríais los primeros en darle un golpe al niño por ir con prisa.
- Al llevarlo a la espalda hay que tener en cuenta todo a lo que pueden acceder desde esa posición privilegiada.
- Usar la protección adecuada dependiendo de las condiciones climatológicas. Gorras, sombreros, cremas, sombrillas… todo vale para proteger a nuestro bebé del sol. Y no hay que olvidar su hidratación, darle de beber siempre que bebamos e incluso ofrecer el pecho o agua frecuentemente entre medias.
En invierno hay que abrigarles. Cobertores, abrigos de porteo, abrigos normales complementados con botas o calentadores, calcetines, patucos… en caso de bebés que aún no se calcen. El portabebés en sí no es suficiente en climas fríos.
- Hay que tener cuidado al comer y beber, especialmente cosas calientes.
- Y respecto la colocación del portabebé en sí hay que vigilar que botones, correas, corchetes, pasadores o broches de los portabebés que los contengan están en perfecto estado.
No ajustar en exceso el portabebé, ya que puede hacerles daño, lo mejor es la “prueba del dedo” Si no se puede meter un dedo entre la tela y bebé, hay que soltar un poco, ha de caber justo, que nos notemos el dedo tenso, pero sin que haga daño.
También es necesario ajustar bien, un portabebé demasiado suelto le resultará incómodo al niño porque se sentirá inseguro y será incómodo para el porteador.
Hay que tener cuidado al pasar al bebé a la espalda, especialmente en la edad entre los 5-6 meses y pasado el año, que ya son muy activos y no dejan de moverse mientras tratas de anudar. Una buena solución sería ponerse con las piernas pegadas a la cama que un plus de seguridad no está mal.
Siguiendo estas indicaciones el porteo será seguro para ambos, y ante la duda… ¡sentido común!
Disfrutaos.

Imágenes de Boba Family.

Mochila Bondolino, fácil de usar, fácil de ajustar.

Miércoles, septiembre 5th, 2012
Aunque siempre hablamos de los fulares como los portabebés más versátiles, en el día a día nos encontramos con que son pocas las familias en las que ambos progenitores portean con él. Por múltiples razones a los papás les cuesta más el uso del “trapo” y se decantan por mochilas.
La mochila Bondolino resulta perfecta en muchas ocasiones, y ésta es una de ellas.
Bondolino Mochila Atrás Fulares portabebés

Bondolino Mochila Atrás Fulares portabebés

Es ideal para padres que aún no se manejan del todo bien con los amplios usos del fular, ya que sus tiras superiores, amplias y acolchadas nos permiten llevar al niño con comodidad tanto delante si le apetecen mimos como detrás si quiere ver el mundo. Además su facilidad de uso hacen que cualquier padre, por inexperto que sea, pueda colocarse la mochila rápidamente de una forma correcta.
Su tira dorsal, sujeta con velcros de gran capacidad, hará que pueda ser usada por porteadores de muy diferentes tallas, ampliando hasta los 140cm de cintura, siendo el cambio de uno a otro muy rápido, sin necesidad de ajustar tiras, simplemente te la colocas y listo.
Su asiento preformado se adapta con comodidad a la espalda de nuestros bebés y la anchura de su puente nos ayuda a conseguir una postura correcta incluso con niños grandes, ya que viene con ampliaciones para este fin. Además el acolchado de la zona de las piernas hace que les resulte cómoda a ellos, muy importante ya que pasarán horas en ella.
Bondolino Mochila Delante Fulares portabebés

Bondolino Mochila Delante Fulares portabebés

Es una mochila muy completa en cuanto a los detalles: con capucha ajustable para sujetar la cabeza al niño si se duerme o necesita mayor tranquilidad, incluso a la espalda, ya que viene con un práctico sistema de ajuste,  la cinta para fijar los tirantes cuando llevamos al niño a la espalda, un práctico bolsillo para guardar lo imprescindible y la bolsa a juego que nos permite guardar unos pañales y una botella de agua incluso cuando tenemos la mochila guardada en ella.
Su estética clásica y atemporal, la calidad de sus materiales, estar respaldada por una marca de portabebés ergonómicos como Hoppediz y su más que atractivo precio para una mochila tan completa hacen que la Bondolino sea para tener en cuenta.

Caboo baby carrier, la sencillez hecha portabebé.

Viernes, julio 27th, 2012

Como ya os comentamos hace unos días en nuestro blog, hemos incluido en nuestro catálogo la mochila Close Parent- Caboo Baby carrier y tras probarla nos ha gustado tanto que se merece una entrada para ella sola.

Lo más destacable de la mochila es sin duda lo sencillo que es usarla, da igual que no hayas tocado nunca un fular, da igual elástico que tejido, con la Caboo tardarás un suspiro en poder llevar cómodamente instalado a tu bebé en la postura correcta. Simplemente te la pones como una camiseta, un gesto que casi todos hacemos a diario, eso es todo lo que necesitaremos.

fulares portabebes mochila close caboo baby carrier

fulares portabebes mochila close caboo baby carrier

La zona del portabebés en la que anidaremos a nuestro bebé son dos bandas de suavísimo algodón orgánico que se ajustan con anillas, tan sencillo como tirar del extremo y veremos la tela deslizar entre ellas, sin nudos, sin historias, perfecto para cualquier principiante, por muy torpe que se considere o para personas que no “se ven” con un fular.

Es notable el soporte que da, quizá sea por lo homogéneo de la tensión gracias a la anilla, comparado con otros fulares elásticos que hemos usado el niño tiene menos rebote, así que facilita el porteo de niños más pesados, ampliando la vida útil del portabebés ya que está indicada hasta los 14’5kg.

La banda horizontal está por separado para que la coloques si necesitas más de soporte o para las épocas más frías, en verano puedes optar por no usarla e ir más fresco. Es en esta misma banda horizontal donde se guarda la mochila cuando no la estás usando, ya que lleva un bolsillo central ajustado por un cordón. Simplemente anudando los extremos de la banda llevaremos cómodamente la mochila guardada como si fuera un bolso bandolera.

Sin embargo, hemos de poner un pero, aunque no a la mochila, que es fantástica, sino a las instrucciones del fabricante, que nos indican que se puede colocar al niño mirando hacia adelante cuando ya son un poco más mayores, y desde Dealgodon – Fulares Portabebés os queremos recordar que en esa posición la espalda del bebé no adopta la postura correcta, forzamos su espalda de manera nada fisiológica y toda la ergonomía del portabebé se olvida.

Un portabebé para cada edad: A partir de los 12 – 18 meses.

Viernes, febrero 24th, 2012

Ya ha pasado un año o más…. no te lo puedes creer ¿a que no?.

Cuando los pequeños alcanzan esta edad empieza a ser muy cómodo llevarles a la cadera, y a la espalda. Empiezan a pasar más rato en el suelo y cada vez quieren explorar más a su alredesor por lo que querrán subir y bajar cada dos por tres. Cuando comienzan a charlotear un poco en la cadera se lo pasan en grande cuando les cuentas todo lo que ven a su alrededor.

Probablemente a esta edad ya le habremos sacado todo el partido posible a un fular elástico y lo dejemos usar por razones no tanto de resistencia si no de comodidad. El peso del bebé hace que ceda demasiado y sobre todo fulares que en su composición tengan algo mas que algodón como por ejemplo elastano, es probable que ya llevemos bastante tiempo usandolo con dificultad

La bandolera es una buenísima opción hasta más o menos los 14 kilos del bebé en los que dar un largo paseo cargando en un sólo hombro puede resultar pesado. Ahora eso sí ideal para el sube y baja ya que la podemos llevar colocada y simplemente ajustar y desajustar la tela con las anillas sin anudar cada vez.El fular tejido, el mei tai y la mochila pueden seguir usándose aún durante mucho tiempo. Y si por ejemplo tenemos sólamente un fular elástico y vamos a comprar uno nuevo hay que plantearse qué uso le vamos a dar y cuál se puede adaptar mejor a nuestro estilo de vida y nuestras costumbres.

En el caso de querer cambiar a un fular tejido debemos tener en cuenta los que nos van a dar mejor soporte por su tejido o su composición, así, por ejemplo los fulares Lana Tragetücher ofrecen una estupenda resistencia. También lo hacen los que tienen mezcla de cáñamo y algodón como es el caso de los fulares Pinjarra.

Los mei tais y las mochilas son más fáciles de usar en el sentido de que el anudado es mínimo o nulo en el caso de las mochilas. Por eso éstas son las preferidas por los padres.

Con estos últimos portabebés no hay límite ni de edad ni de peso, sino que serán ambos el porteador o el niño quienes decidan cuándo termina su etapa de porteo.

La Navidad, las aglomeraciones y……los portabebés.

Viernes, diciembre 9th, 2011

¿En el centro de qué ciudad no se celebra la Navidad?

Pues bien, aprovechando el martes de fiesta nos fuimos con Jimena (3) a dar un paseo por el centro de Madrid. No cabía un alfiler, todas las calles que daban a la Puerta del Sol estaban abarrotadas. En la Plaza Mayor no era una excepción, para el que no lo conozca, montan unos puestos en los que venden figuras para los nacimientos, todo tipo de adornos y articulos de broma para Fin de Año.

No queríamos llevar la silla de paseo porque ya no le gusta mucho prefiere caminar pero claro se cansa….que bien hicimos. ¡Lo que nos faltaba! además de controlar a la niña para que no se perdiera entre tanta gente, estar pendiente de no atropellar a nadie…

En su lugar nos llevamos la Mochila Manduca. En cuanto vimos que ella no podía caminar entre tanta gente la subí a la espalda, de tal manera que ella podía ver perfectamente a su alrededor, luces adornos, mimos, puestos, gente…

A la hora de comer, hay muchos sitios por el centro, que son estrechos y estar con una silla nos incordia a nosotros, a los camareros o incluso al resto de clientes. Así que pudimos entrar dónde quisimos, por favor, ¡mesa para tres!.

Cuando ella se cansó (muchas emociones juntas) quería dormir un poco, la volví a subir a la Manduca y yo terminé de comer mientras ella descansaba, como si estuviera en brazos, tan tranquila.

Al estar descansada estuvo caminando un buen rato y al volver a casa cuando otra vez había muchísima gente, a hombros de su padre.

Conclusión un día perfecto en el que disfrutamos todos de lo mismo sin trastos.

Los portabebés y el frío.

Jueves, noviembre 17th, 2011

Parecía que no iba a llegar nunca pero parece que el frío se va colando poco a poco.

Muchos de nuestros clientes se preguntan cómo abrigarse usando un portabebé, pues bien, lo ideal es abrigarse de manera conjunta. ¿Por qué?, pues porque si metemos al bebé en un buzo y después en una mochila, una bandolera o un fular, se forma un batiburrillo en el que es difícil saber si el bebé está bien o mal colocado o incluso si va cómodo.

Por otro lado, si salimos a dar un paseo y nos metemos en algún sitio a tomar el aperitivo o a una galería comercial en la que la calefacción está fuerte, tendríamos que sacar al bebé, desabrigarlo y volver a meterlo y no hay necesidad de tanto trajín si estaba por ejemplo dormido.

Con los abrigos portabebés tenemos varias opciones para abrigarnos de una manera fácil, cómoda y por qué no, en algunos casos económica.

Cobertores Hoppediz: Es un cobertor de forro polar que te ayuda como si fuera un “parche” de tu propio abrigo. Es fácil de poner y quitar sin necesidad de mover a tu bebé. Eso sí, sólo se puede usar llevando al bebé delante. Este modelo es unisex.

 

 

 

Mam Deluxe: Es un abrigo de forro polar que por dentro está confeccionado con un tejido que no permite que traspase el agua. Es un abrigo muy cómodo de usar ya que cubre perfectamente a ambos sin necesidad de tener que sacar la cabeza del bebé por ningún agujero. Se le pueden quitar las mangas y usarlo como chaleco. Una vez que termines de portear, se puede quitar la pieza delantera y usarlo como un forro polar, eso sí, con una cremallera a la espalda que es lo que te permite usarlo llevando al bebé detrás. Este modelo es unisex.

 

 

Mama Jacket: Es el abrigo más elegante que tenemos. De estilo clásico y de un color muy básico y perfecto tanto para sport como para ocasiones más especiales. Se puede usar así mismo para cuando porteamos delante o a la espalda. Además tiene una pieza que se puede adquirir aparte para usarlo durante el embarazo. Este es un modelo de mujer.

¿Vamos a pasar el día al Centro Comercial?. Sí, pero con mi portabebé.

Jueves, noviembre 10th, 2011

El otro día estuve dando un paseo por un Centro Comercial cercano a mi casa , se da la circunstancia que sorprendentemente, en la cabeza del arquitecto que lo diseñó solo cabía un ascensor, así que ir de compras con un cochecito es toda una aventura de supervivencia.

Si vas sola no te arriesgas a sujetar el carrito en las escaleras mecánicas y puedes estar esperando el ascensor la vida entera. Y esto sólo hablando del desplazamiento de tienda a tienda y de planta en planta… Con una mochila, un fular o una bandolera te mueves libremente por dónde quieras sin que haya escaleras que te frenen o teniendo que desplazarte hasta la otra punta buscando el ascensor.

Observé en una tienda a una pareja que iba con un bebé en un cuco. El padre llevaba al bebé en brazos mientras la madre miraba ropa y la que iba escogiendo la iba dejando encima del cochecito. Llegó la hora de ponerse a la cola y espera, coje tu al niño que saco la cartera. Toma que no, que la tengo en el bolso, una vez pagado y organizadas las bolsas hay que recomponerse y salir de la tienda. Entonces escuché al papá que decía: “Claro, lo que pasa es que ahora se va a poner a llorar….”. ¡Qué follón!, con un portabebé,esto no habría pasado, ya que el papá podría llevar al bebé con sus manos libres incluso para darle a ella una talla menos, sacar la cartera, organizar las bolsas (e incluso llevarlas) y el bebé tan feliz, cotilleando si quiere o echándose una siestecita sin ajetreos.

Si vas a pasar todo un día de compras, no te digo que el cochecito te vaya a resultar inutil, ni mucho menos, ya que a la hora de comer puede tu bebé descansar o si necesitas probarte ropa y vas sola te va a venir muy bien, pero no olvides meter tu portabebé de Dealgodon.com en la bandeja de abajo.

Qué me aconsejas ¿una mochila o un mei tai?

Jueves, octubre 27th, 2011

Esta pregunta nos la suelen hacer aquellos padres que no quieren liarse con los nudos de un fular y buscan algo rápido y cómodo de poner.

A estos padres, siempre les decimos que lo mejor, por supuesto es aquello que se adapte a tus necesidades.

El concepto de mochila está claro, todos sabemos de que se trata. Podéis ver en estas entradas algunos post relacionados con este tema como la diferencia entre una mochila ergonómica y una convencional o la diferencia entre las mochilas Marsupi y Manduca

El Mei Tai es un portabebé de origen asiático. Su diseño es muy sencillo, ya que se compone de un rectángulo de tela con cuatro cintas anchas.

Ahora sí vamos a ver las diferencias entre uno y otro:

-Uso con el bebé: Las mochilas, dependiendo de la marca, pueden usarse desde recién nacido y hasta los 15 ó 20 de peso. El Mei Tai puede usarse con bebés desde los cuatro meses y hasta los 15kg de peso aproximadamente. En ambos casos se debe tener en cuenta la distancia que hay entre las corvas del bebé, ya que si la medida de la parte baja del mei tai es superior a esta, el bebé no estará bien colocado. Hay algunos tanto mochilas como mei tais que tienen la posibilidad de reducir o ampliar esta zona.

-Uso del porteador: Ambos son muy cómodos y fáciles de poner y quitar, pero el mei tai se ajusta haciendo dos nudos a las cintas de hombros y caderas. Esta característica permite compartir el portabebé aunque la complexión sea diferente ya que lo ajustas en el momento de colocar el bebé sin necesidad de soltar y volver a ajustar ninguna cincha. Las mochilas Marsupi tienen en común con los mei tais esta particularidad ya que se ajustan con velcros.

Lo que es seguro es que con cualquiera de ellos disfrutarés el doble de los paseos.

En Dealgodon.com podéis encontrar las siguientes marcas:

Mochilas:

Manduca

Mochila Manduca

Mochila Marsupi

Marsupi

Mei tai:

Lana Tragetücher

Mei Tai Lana Tragetücher

¿Cómo elegir el portabebé adecuado?

Jueves, agosto 25th, 2011

Muchas de las personas que se plantean ante el nacimiento de su hijo el uso de un portabebé se hacen esta pregunta.

Cuando te pones a buscar en internet pensando que vas a encontrar sota, caballo y rey y que va a ser sencillo, de repente te encuentras con un montón de cosas y no sabes por donde tirar: fulares elásticos o tejidos, bandoleras, mei tais, mochilas… Si no los has visto nunca, ¡te vuelves medio loco!

Lo primero que hay que pensar es ¿me gustaría portear o sólo lo quiero los primeros meses para estar en casa? Si lo que quieres es ser mamá o papá canguro puedes decantarte por cualquier tipo de portabebé aunque destacamos por ser el más versátil de todos el fular tejido, lo puedes usar desde recién nacido y tanto delante como a la cadera o a la espalda. Si por el contrario crees que el porteo no lo vas a practicar mas que en casa y los primeros meses, no lo dudes, el fular elástico es la solución, son portabebés cómodos, fáciles de usar y muy asequibles de manera que si más adelante te pica el gusanillo puedes pasarte a un fular tejido o incluso a una bandolera o un mei tai.

¿Cuál es mejor?, pues el que se adapte a tus necesidades y a tu ritmo de vida, ¿quieres algo rápido para el sube y baja?,un elástico si es recién nacido o una bandolera si es más mayorcito. ¿Quieres que sea fresquito y fácil de poner y quitar? un mei tai o una mochila.

Por supuesto el último factor de decisión es el presupuesto con el que cuentes, a veces verás que hay mucha diferencia en los precios de uno a otro. El uso es el mismo en todos, son los tipos de tejido, los diseños, si es algodón orgánico o no, el tipo de hilatura que utiliza cada marca, lo que marca la diferencia.

Si aún así sigues teniendo dudas busca un poco de asesoramiento para decidirte, porque probablemente no haya sólo un portabebé que encaje con tu familia. En Dealgodon.com podemos ayudarte bien por teléfono o si lo prefieres puedes acercarte por nuetra tienda.

Teníamos una mochila convencional, pero enseguida tuvimos que dejar de usarla ¿Pasará lo mismo con un fular?

Jueves, marzo 17th, 2011

Esta es otra de las preguntas que nos hacen más frecuentemente, bien sean padres primerizos que tienen amigos que las usan o porque tienen otro hijo mayor con el que la usaron. Casi siempre dejan de usarse o bien porque el porteador termina baldado o porque el bebé no quiere que le lleven.

Las mochilas convencionales suelen resultar incómodas porque no respetan ni la fisonomía del portador ni la del bebe.
Ten en cuenta que:

- En las mochilas el centro de gravedad del bebé está lejos del centro de gravedad del portador, lo que hace que resulte mucho más pesado.

- Las mochilas tienen tiras que se clavan porque son mucho más estrechas que la banda de tela del fular.

- La mochila no permite la variedad de posiciones que permite un fular: delante, cadera y a la espalda, según necesitemos repartir el peso o el bebé quiera mirar alrededor.

- Y lo más importante: en la mochila convencional el niño va colgado de pie, apoyado en sus genitales y soportando su peso sobre la columna vertebral, lo cual está totalmente desaconsejado porque no favorece su desarrollo físico ni la circulación sanguínea. En el fular portabebés, los niños van en la llamada posición de ranita, es decir, sentados con las rodillas más elevadas que las nalgas y respetando la curvatura natural de su espalda. Esta postura favorece la circulación y es recomendada incluso en casos de displasia de cadera.
 
 
Si aún así te sigue gustando la mochila por la rapidez al ponerla al no tener que anudarla te recomendamos que optes por una ergonómica como la Manduca o Marsupi. Ya explicamos en este blog la diferencia que había entre éstas y las convencionales o no ergonómicas, pero si necesitas información ampliada sobre estas marcas, puedes encontrarla en nuestra tienda online de portabebés.