Posts Tagged ‘Papá’

El papá es muy alto, la talla 460 ¿no es muy pequeña?

Viernes, agosto 12th, 2011

Para los fulares tejidos, la talla 460 es la que más habitualmente se utiliza. Es valido para casi todas las complexiones (más o menos hasta una talla 48 de ropa) y haciendo todos los nudos incluyendo el de la cruz envuelta que es el que más tela consume. Ten en cuenta que con que llegues con las puntitas para hacer dos nudos es suficiente y además cuanto más practiques mejor harás el ajuste y serás capaz de que te sobre más en los extremos.

Muchas veces hay mucha diferencia en la altura y complexión de la mamá y el papá, pero en esos casos nuestro consejo es que os decantéis por la talla que corresponda al que más lo vaya a usar. Habitualmente, las parejas que tienen este problema, compran un fular muy largo para que lo puedan llevar los dos, si es ella quien más lo va a usar, le va a sobrar muchísima tela que aunque con una vuelta adicional a la cintura se soluciona no es lo más cómodo. En este caso lo mejor sería decantarse por la talla 460 y si a él no le dá para hacer la cruz envuelta puede utilizar el nudo “canguro simple”. Ahora, si es él quien más a menudo va a portear efectivamente tendrían que elegir un fular más largo.

Aquí tienes un cuadro que te puede ayudar a elegir la talla.

Tallas
2
3
4
5
6
7
Longitud mínima
270 cm 320 cm 370 cm 420 cm 470 cm 520 cm
Cuna            
A la cadera            
Mochila            
Canguro            
En cruz            
En cruz envolvente            
     
    Para madres hasta talla 38 y padres talla 48
    Para madres hasta talla 44 y padres talla 50/52
    Válido para cualquier talla.

¿Que diferencia hay entre un portabebé ergonómico y una mochila convencional o no ergonómica?

Lunes, enero 24th, 2011

La primera pregunta que nos hacemos ante la compra de un portabebé ergonómico es esta. ¿Qué diferencia hay entre éste y una mochila convencional (o no ergonómica)?

En los portabebés ergonómicos (fulares, mei tais, bandoleras…) el bebé está colocado en la llamada posición de ranita, es decir, sentado con las rodillas más elevadas que las nalgas y respetando la curvatura natural de la espalda, esta postura además favorece la circulación sanguínea de las piernas. 

En las mochilas convencionales (o “no ergonómicas”) la tela que sujeta al bebé va de ingle a ingle, de tal forma que todo su peso recae sobre los genitales y fuerza la posición de la espalda que aún es muy laxa.

Fijaos cuando vais por la calle y veréis ésta diferencia.

Si os gusta el sistema de mochila porque os parece más cómodo, decidíos por una ergonómica, como la Manduca, es un portabebé ergonómico, que permite llevar a tu hijo con la máxima comodidad y seguridad desde los primeros meses hasta los 5 años de edad. Gracias a su original diseño, el tamaño de la mochila se adapta a medida que tu hijo crece, sin que sea necesario utilizar ningún tipo de accesorio.

¡Esta mochila es una de las preferidas por los papás!.