Posts Tagged ‘Portabebés ergonómicos’

La etapa sube/baja.

Lunes, enero 14th, 2013

No hay otra etapa en la vida de nuestros hijos tan letal para nuestra espalda como cuando aprenden a andar. Ese periodo de tiempo en el que la nueva capacidad les fascina en la misma medida que les agota, cuando no están en brazos más que un ratito en el que se van revolviendo para poder verlo todo.

Podríamos pensar que los ratos son tan cortos que nos puede compensar llevarle sólo en brazos y olvidarnos de cualquier portabebé, pero un par de días porteando en brazos nos harán cambiar de opinión, así que he pensado en ahorraos ese dolor de espalda y darle un repaso a qué podemos esperar de cada portabebé en esta situación.

La reina indiscutible para este periodo es la bandolera, su sencillo modo de ajuste, la rapidez con la que nos la podemos intercambiar con otro porteador y la amplitud visual que proporcionan al niño hacen que sea sencillamente perfecta. Lo negativo es que si el peque se cansa de verdad o se duerme, al ser un portabebé que carga el peso sobre un solo hombro hace que resulte incómoda al cabo de un rato, sobre todo si nuestro cangurín tiene un peso importante. Y aquí una mención especial a las bandoleras de malla, como el Suppori y el Tonga, que nos caben en cualquier bolsillo cuando no los estamos usando, aunque el soporte que ofrecen no es comparable al de una bandolera de anillas. Los pouch también son fáciles de poner y quitar, quedando reducidos a la mínima expresión cuando no se usan.

fulares portabebes bandolera anillas storchenwiege

fulares portabebes bandolera anillas storchenwiege

Los fulares tejidos también son muy versátiles en esta etapa. Yo me decantaría por nudos rápidos que dominemos porque tendremos que anudar y desanudar varias veces en poco tiempo, y si tardamos en hacer el nudo el paseo se nos puede hacer eterno. Lo mejor del fular en esta situación es que una talla larga nos permitirá hacer nudos simples pero también nudos largos si necesitamos portear un rato más largo. La solución intermedia de un nudo con preanudado nos servirá solamente si nuestro peque es un peso ligero o si no vamos a estar mucho rato, ya que el ajuste que se hace al preanudar no es tan efectivo. Lo peor es que cuando el niño está descubriendo mundo ocupan bastante y en épocas calurosas nos puede resultar incómodo llevarlos enrollados sobre el cuerpo.

fular lenny lamb fulares portabebes

fular lenny lamb fulares portabebes

Los portabebés de tipo asiático, como meitais o podaegis también resultan muy cómodos en esta etapa por su rapidez en el ajuste, además suelen servir para diferentes tipos de tallas. Además cuando no los necesitamos se doblan muy fácilmente y son cómodos para guardar en un bolso.

fulares portabebes meitai hoppediz hoptye

fulares portabebes meitai hoppediz hoptye

Las mochilas ergonómicas también son estupendas para poner y quitar en un pispas. Además tienen la inmensa, increíble y grandiosa ventaja que es un portabebés al que los padres no le tienen “miedo”, quizá porque como se ven mucho por la calle (aunque no todas ergonómicas, lamentablemente) y las tenemos por más cotidianas. Por otra parte son grandes para guardarlas cuando el niño camina, aunque la mayoría nos dan la opción de mantenerlas en la cadera.

fulares portabebes mochila boba carrier

fulares portabebes mochila boba carrier

Después de todo esto espero que tu etapa “sube y baja” sea más llevadera, y si tienes algún truco que quieras compartir con nosotros, recuerda que puedes escribirnos en este mismo blog o a través de Facebook o Twitter.
¡Feliz porteo!

Porteo durante el embarazo

Lunes, diciembre 17th, 2012

El otro día me preguntaron por millonésima vez si “esto del pañuelo” era algo que hacía habitualmente. Como tenía el día comunicativo comenté las ventajas que tiene el uso de un portabebé ergonómico para mí (ya os las conté en este otro artículo). Lo más gracioso es que mientras me daban la razón me espetaron que ya podía tener cuidado de no tener otro hijo porque a ver qué iba a hacer entonces con el que llevo “puesto”.

A ver, no es que esté pensando en tener otro hijo, nada más lejos de mi intención, pero bueno, nunca está de más recordar que también podemos portear durante el embarazo. Al fin y al cabo ahora  lo primero que oímos es “No cojas peso” pero quien no puede elegir, sigue haciéndolo y en condiciones mucho más extremas.

fulares portabebes porteo embarazo

fulares portabebes porteo embarazo

Para seguir llevando tu vida normal (y en esa normalidad se incluye desde portear a irte a spinning) debes tener un embarazo normal. Si tienes historial de embarazos de riesgo es mejor que esperes a una confirmación médica de que todo está bien.

Lo segundo es escuchar tu cuerpo. Hay que estar atenta a las señales que nos manden nuestras rodillas, nuestra espalda, a si tenemos contracciones o si nos notamos sin aire o más cansadas de lo habitual. No tiene que importar parar o pasar el testigo a nuestra pareja.

Y lo tercero es que hay que tener más cuidado del habitual con las caídas y las posturas forzadas. Nuestro centro de gravedad cambia durante el embarazo y debemos tenerlo en cuenta.

Hay que saber qué portabebé o anudado usar en cada momento. Al principio del embarazo pueden resultar cómodos aún los nudos delanteros. Sin embargo hay que evitar los nudos que carguen peso en la cintura para no forzar el abdomen y el periné, no hay que olvidar que los problemas del suelo pélvico se intensifican con los embarazos. Así pues los nudos indicados son los que cargan el peso sobre los hombros, como el canguro, aunque al ser nudos en los que el niño queda más alto nos pueden dificultar la visión.

En esta etapa es posible llevar al niño a la cadera, tanto anudado con un fular y un nudo asimétrico como una bandolera o pouch. Sin embargo al repartir el peso de forma menos eficaz es posible que nos cansemos mucho antes de lo que nos gustaría.

Cuando la tripa empieza a ser de un volumen considerable llevar un cangurito delante o en la cadera deja de ser recomendable, además de lo incómodo que puede resultar es un peso extra presionando sobre el útero. Es el momento de pasárnoslo a la espalda.

Si somos novatas en portear a la espalda es mejor ir probando con anterioridad, para que no nos resulte demasiado estresante, así nos evitamos nuestro propio nerviosismo y el del niño, que se refleja en nosotros.

fulares portabebes porteo embarazo espalda

fulares portabebes porteo embarazo espalda

Da igual el tipo de portabebé que utilicemos, siempre será preferible un nudo que no acabe en la cintura (como la doble hamaca), finalizar nuestro nudo por encima de la tripa (con el acabado tibetano o ayudándonos con una anilla) o que vayan por debajo, pero deberemos evitar en todo momento atar en la cintura para que la tela no presione.

fulares portabebes porteo embarazo espalda didymos

fulares portabebes porteo embarazo espalda didymos

Si nuestro niño es mayor y le gusta subir y bajar, podemos incluso utilizar una mochila colocándonos la parte de la cintura por debajo de la tripa, evitando así las molestias ocasionadas por el cierre e incluso que se pueda deslizar hacia abajo.

fulares portabebes porteo embarazo espalda mochila

fulares portabebes porteo embarazo espalda mochila

Con estas indicaciones y sentido común podrás portear durante el embarazo sin ningún problema, así que disfrutad del porteo doble “interno” :D

Tenemos 10% de descuento en compras en nuestra tienda de Galapagar

Lunes, diciembre 17th, 2012

Buenas noticias para estas Navidades: Desde hoy y hasta el 4 de enero, aquellos que compren en nuestro espacio de Galapagar (Madrid) pagando en efectivo, tendrán un 10% de descuento en todos los productos (salvo artículos ya rebajados).
Os recordamos que nuestro horario de atención es de L a V de 15:30 a 18:30h. C/Pedriza 107 .
¡Os esperamos!

Regalando portabebés.

Miércoles, diciembre 12th, 2012

Cada vez que una amiga viene a contarme con ilusión que está embarazada, automáticamente empiezo a pensar en qué voy a regalarle.

Antes era un horror, me volvía loca entre sonajeros, portachupetes, termos para biberones, balancines y mil y una historias más, de las que nos venden como hipermeganecesarias para un bebé y que luego los padres “aparcan” en el trastero y no se vuelven ni a acordar.

Desde que conozco los portabebés lo tengo más “fácil”, ahora sólo tengo que decidirme entre fulares divinos, mochilas estupendas, bandoleras utilísimas…

fular tejido storchenweige fulares portabebes

fular tejido storchenweige fulares portabebes

Y es que regalar un portabebé es un acierto seguro, da igual que sea algo más modesto como un detalle personal o que nos juntemos varios amigos y les regalemos a los futuros papis lo más cool del momento.

A mí siempre me ha gustado regalar fulares elásticos, sobre todo para padres novatos que no han cogido un fular en su vida. Se usa con facilidad, cualquiera puede usarlo con unas instrucciones y son tan amorosos que un recién nacido va a estar genial dentro.

fular elástico lenny lamb fulares portabebes

fular elástico lenny lamb fulares portabebes

Para padres que ya han usado fular antes, o que muestran interés por el tema del porteo antes de tener a su cangurito en brazos prefiero los fulares tejidos, ellos van a saber a qué atenerse y van a sacarle más partido al regalo. En verano gasa, en invierno algodón gordito o mezclas con lana… Un regalo para usar indefinidamente, mucho mejor que un asiento para el baño que te dura dos telediarios y te ocupa una barbaridad.

Si los papás ya tienen un fular de antes me gusta regalar meitais o mochilas si hay un hermano, sobre todo si el mayor aún necesita su buena dosis de brazos. Hay veces que con la llegada del hermanito aún nos demandan más mimos, y es una forma estupenda de integrarles en la nueva rutina sin descuidarles. A la espalda pueden ir tan ricamente, incluso dormirse una siestita mientras acunamos el nuevo bebé.

meitai lenny lamb fulares portabebes

meitai lenny lamb fulares portabebes

Las mochilas son perfectas para todos los padres, tanto una mochila que se pueda usar desde el nacimiento como la Marsupi o la Caboo como una para más adelante. Para aquellos a los que no les va la estética fular, para los padres que creen que otros portabebés son demasiado “femeninos” y que sin embargo sí les apetece llevar a sus peques, una mochila ergonómica siempre va a ser mejor que una no ergonómica, tanto para el cangurito como para la comodidad del porteador.

boba carrier fulares portabebes mochila ergonomica

boba carrier fulares portabebes mochila ergonomica

Las bandoleras son geniales para las mamis multitarea, que igual te cosen un botón que se meten palizas de coche para ir al cole, al trabajo y las extraescolares. Rápidas de ajustar, fáciles de usar y pequeñas para guardar. ¿Quién da más?

neobulle bandolera fulares portabebes

neobulle bandolera fulares portabebes

Luego están ya los regalos para gente que ya portea, verdaderas delicatessen en las que nadie piensa pero que son aciertos seguros, como los portabebés de red, Tonga, Suppori o el fular Fil’up, que es algo que “se va dejando” por economía o por pura pereza, pero que a todos nos fascinan, no sólo para el verano y la playa, sino para el invierno, ya que son portabebés cómodos de ajustar encima del abrigo y que puedes guardar en cualquier bolso cuando no los estás usando.

Como veis un portabebé puede ser el regalo perfecto en un montón de casos, sólo hay que pensar en quién lo va a recibir y qué le queremos regalar, y si tenemos dudas preguntar, que tanto en este blog como en nuestro Facebook y Twitter estamos a vuestra disposición.

De compras con portabebés

Lunes, diciembre 3rd, 2012

Si hay algo que odio de estas fechas que ya se avecinan es salir de compras. Siempre procuro ir adelantando las compras de regalos para no tener que soportar aglomeraciones y colas kilométricas para cualquier cosa, pero con los encargos de última hora o las compras habituales que se solapan con las del resto del mundo siempre nos acabamos tirando de los pelos mientras esperamos.

Para mí ha resultado básico ir con portabebés, nada más incómodo que un carrito con un bebé para acceder a pasillos abarrotados y multitudes que empujan al ver el “agujero”. Y cuando el niño camina en el portabebé va a gusto, vigilado y bien seguro de que no se vaya a perder.

Lo bueno de ir a un centro comercial en estas fechas es que da igual que haga un frío de morirse o esté lloviendo como si se hubiera roto el cielo, no te hace falta abrigo ni complementos, así que podrás usar cualquier portabebé.

Hay que tener especial cuidado cuando lo llevemos a la espalda porque pueden coger algo de las estanterías y liarla parda a la hora de salir de la tienda con su “botín” escondido en el fular.

fulares portabebes moby wrap elastico tienda libreria

fulares portabebes moby wrap elastico tienda libreria

El fular es óptimo como en cualquier situación, versátil para anudar en diferentes posiciones dependiendo de si quieres amamantar mientras compras, quieres que el cangurito se entretenga espiando cosas por encima de tu hombro o incluso ponerlo a la cadera para que te “ayude” a decidir. Con nudos altos hasta puedes probarte pantalones y faldas sin necesidad de sacar al niño del fular. La pega es que todos sabemos cómo están los suelos en los parkings, calle y tiendas, incluso en los centros comerciales, así que tenemos casi aseguradas las manchas e incluso los pisotones… Nada recomendable en un fular de seda ;D No obstante, este es un inconveniente que podemos solventar fácilmente con un fular elástico o uno tejido con un nudo preanudado.

El mismo problema nos plantean las tiras superiores de un meitai, pero sigue siendo preferible arrastrar un poco las tiras comparado con la rapidez que tiene el meitai para ajustar y reajustar en caso de necesitarlo.

meitai storchenwiege fulares portabebes

meitai storchenwiege fulares portabebes

Las bandoleras son muy buenas, el niño va a una altura que le permite interactuar con nosotros y el resto del entorno. Si tenemos un peque inquieto de los que necesitan estirarse fuera del trapo será la solución perfecta. Además siempre podemos usarla de lazo de seguridad para evitar que el niño se extravíe, incluso como cinturón/trona apañado si en nuestro día se incluye una comida fuera de casa. Lo mejor es que cabe en cualquier sitio, así que aunque usemos otro portabebé de refuerzo si el niño es pesado o el rato es largo no hay motivos para no sacarla de casa.

bandolera lenny lamb ergonomica fulares portabebes

bandolera lenny lamb ergonomica fulares portabebes

Las mochilas son buenas para colocar en espacios pequeños. Si vas a probarte ropa será un portabebé perfecto para ajustar dentro de un probador sin tener que perder de vista nuestro peque. Con mucha versatilidad a la hora de quitar y poner, e intercambiable con otro porteador rápidamente será la solución ideal para días largos con niños grandes gracias a su rapidez de ajuste.

boba carrier fulares portabebes mochila ergonomica

boba carrier fulares portabebes mochila ergonomica

En definitiva cualquier portabebé nos facilitará la vida en una jornada de compras, nos hará llevar las dos manos libres, nos liberará del uso del ascensor y podremos estar tranquilos sabiendo que nuestros peques están seguros y atendidos en todo momento ¿algo tan simple nos puede ofrecer más?

Hop Tye, el mei tai de Hoppediz.

Lunes, noviembre 26th, 2012

En DeAlgodon-FularesPortabebes siempre hemos buscado productos que por su características faciliten la vida a los padres que portean. Uno de esos artículos especiales es el Hop Tye.

mei tai hoppediz hop tye fulares portabebes

mei tai hoppediz hop tye fulares portabebes

Muchas de las personas que acudís a nuestros talleres sabréis que recomendamos el uso del mei tai o la mochila en bebés mayores, que ya se saben sentar solos, porque como hemos dicho muchas veces el fular tejido y su capacidad de ajustar centímetro a centímetro es el mejor soporte para la espalda en desarrollo de un recién nacido.

Sin embargo la marca alemana Hoppediz, conocida por sus productos pensados en la ergonomía de bebés y papás, ha creado un mei tai que podréis usar desde el principio, gracias a que el puente entre las piernas del bebé tiene un sistema de ajuste que permite reducirlo para no forzar la postura ranita en un bebé chiquitín.

También tiene elásticos en los laterales del cuerpo, para que el ajuste de la espalda sea óptimo y le resulte cómodo y seguro a un bebé que no se mantiene sentado, sin necesidad de hacer segundos pases por la mitad de la espalda.

Cualquiera de sus estupendos diseños vienen con una bolsa a juego para guardarlo y completas instrucciones que nos permitirán su uso tanto en la espalda cuando les interesa ver el mundo que les rodea, como adelante, para bebés más pequeños o en momentos de teta o mimos.

El cuerpo es amplio, lo que permite usar el portabebé hasta que nuestro peque sea grande. Además sus tiras superiores anchas permitirán que se reparta mejor el peso por hombros y espalda para que nos resulte más cómodo cargar un peso pesado. También contribuirán con soporte y comodidad, ya que el poderlas colocar desplegadas sobre su espalda harán que se reparta mejor la tensión.

Con un cierre de seguridad en la cintura, sus bandas horizontales permitirán su uso en cinturas de hasta 160cm, lo que lo convierte en un portabebé ideal para intercambiar con otro porteador.

Tiene una capucha enrollable que se puede usar como soporte para la cabeza del bebé si se ha dormido o para cubrir la cabeza en los días más fríos. Además tiene unos cordones situados en las tiras superiores para que colocar la capucha cuando llevamos al bebé a la espalda sea posible sin necesidad de que alguien nos ayude o nos tengamos que contorsionar demasiado.

Y lo mejor, que está fabricado con las telas que usan para sus fulares, así que sabemos que estamos usando una tela pensada para llevar a un bebé, libre de tóxicos y tejida pensando en ofrecer un soporte óptimo respetando su cuerpo.

¿Nos contáis cuál os gusta más?

Pequeños amores

Lunes, octubre 29th, 2012

Si a todos nos enternece ver un niño en un portabebés, dormido cerca de papá o mamá, respirando pausadamente y sonriéndose en sueños, la sensación cuando el bebé es un recién nacido minúsculo es indescriptible.

fular portabebes elastico recien nacido

fular portabebes elastico recien nacido

Yo en particular me transporto a las épocas en que nacieron mis hijos y pienso en cómo conocer o no los portabebés ergonómicos puede influir en una maternidad reciente. Miro a mi mayor y pienso en todo lo que me perdí. Me parece imposible que estuviese toooodo el día en brazos. Pero lo estaba, mi niño era uno de esos (supuestamente) raros especímenes conocidos como “niños de alta demanda”. Lo que viene siendo un niño que llora y llora sin parar, de día, de noche, con sol o con lluvia. Sólo quería brazos y como era hijo único, brazos tenía.

En aquel momento no conocía los portabebés ergonómicos y comencé, como muchos otros padres canguro, con una mochila que de ergonómica tenía poco, además como no se podía usar hasta un peso determinado y mi pequeñurri era una miniatura las primeras semanas fueron espantosas. Recuerdo con desazón cómo me desesperaba por todo lo que no podía hacer con el niño en brazos. Cosas como cocinar, comer o ducharme eran cosas que tenían que esperar a que el niño se quedase milagrosamente dormido después de su teta o a que hubiera alguien más en casa. Mi vida se paralizó literalmente durante un tiempo que se me hizo eterno, apenas disfruté de sus primeras semanas, me resultaba incapacitante y me pasaba el día a salto de mata.

Por eso mis otros hijos han usado un fular desde el primer día de su vida, porque además de que la postura favorece el correcto desarrollo de sus caderas y respeta la curvatura natural de la espalda, los niños no deberían tener que esperar hasta que pesen X para disfrutar de llevarlos bien pegados a ti.

Mi segundo fue un lironcito, en la cuna dormía bien, en el sofá genial, en mi cama aún mejor… Obviamente tenía un hermano mayor que necesitaba ser atendido, pero era uno de esos bebés que les dejas en el carro o la hamaca y no hacen ni un puchero. Por eso cuando alguien me preguntaba por qué iba siempre “ahí metido” mi respuesta era “Porque nos gusta” Y es verdad, a los bebés les encanta ir en los brazos de sus padres, es donde están más tranquilos. Pero sobre todo nos gustaba a nosotros. Disfrutar de su respiración cuando “rebota” en tu piel, de lo serenamente que te miran cuando tú les miras, acariciarle porque te apetece…

fulares portabebes mayores atender

fulares portabebes mayores atender

Por eso disfruté de portear a mis pequeños desde que eran poco más que pulguitas de las que sólo se veía un poquito de pelo y unos minipies que asomaban por el fular.

El tercero ha vuelto a tocar “puñetero”, pero aunque no hubiera sido demandante los portabebés han sido mi tabla de salvación para seguir adelante con la vida normal. Lo contaba en esta entrada del blog hace poco. La verdad es que ya nadie me pregunta por qué uso portabebés en lugar de carro, pero si tuviera que responder a esa pregunta diría que ahora necesito las manos para seguir sosteniendo a mis hijos.

Hay tantas razones como familias para usar portabebés, da igual si es un elástico para salir del hospital, o una bandolera para trastear en casa. Da igual que lo hagamos porque nuestro recién nacido sólo quiere estar cerca de nosotros, porque necesitemos trabajar o porque nos apetezca llegar donde con un carro es poco menos que imposible. A nuestro niño le dará igual que tengamos que atender a otra persona o que estemos haciendo la cena. Por eso y muchas cosas más regalo y recomiendo usar portabebés ergonómicos a todas las amigas y familiares que están embarazadas, para que su entrada en la maternidad sea más natural y en armonía con lo que nos pide el cuerpo. Así nos adaptaremos mejor a la vida con un niño en casa, esa locura que nos vuelve del revés y nos cambia la vida. Estaremos juntos, estaréis juntos.

Seguro en tus brazos

Miércoles, octubre 10th, 2012
Desde que conocí los portabebés ergonómicos mi vida ha dado un giro de 180º, he podido hacer cosas que de otra manera no hubiera sido posible. Sin embargo es importante portear bien y quiero decir con esto, con seguridad.

Me gustaría recordar unas normas básicas de seguridad en el uso de portabebés que nunca están de más.
- La primera y más importante es: asegurarse de que el bebé respira. Sí, ya, nadie deja a su hijo en un portabebés sin respirar, pero lo más importante es no confiarse y vigilar que la postura sea correcta, es decir, que la barbilla del bebé NUNCA toque el pecho y no poner nada encima que les pueda obstruir el paso del aire. Si se duermen se les gira la cabeza de lado y se sujeta con una de las bandas de tela, dejando libre la cara del bebé.
fulares portabebes uso seguro
fulares portabebes uso seguro
- Sigamos por los medios de locomoción, los portabebés NO DEBEN SUPLIR un SRI cuando vamos en el coche. Siempre han de ir correctamente instalados en la sillita que les corresponda por grupo de peso. Aquí hay que recordar que para ir en bici hay unas sillas homologadas estupendas y que los menores no deben ir en moto, quad, trikes o cualquier otro medio de transporte de dudosa seguridad si hay niños por medio.
- Otra también de puro sentido común es: no usar el portabebés en condiciones que pueden resultar peligrosas en caso de golpes, caídas o condiciones externas. Así de repente se me ocurren saltar, correr, trepar, montar en diversas atracciones, lugares con mucho ruido, pero seguro que vosotros os acordáis de muchas más. Por regla general si necesita un casco u otras protecciones, o si no se haría estando embarazada, hay que dejar al bebé en brazos más seguros.
- Hay que tener cuidado al agacharse, conviene sujetar con los brazos al bebé y sobre todo doblar las rodillas (nuestra espalda nos lo agradecerá) Si se es torpe como en mi caso (aunque yo prefiero llamarme tonta motriz que queda más fino) hay que tener cuidado también al girar en esquinas y puertas, no seríais los primeros en darle un golpe al niño por ir con prisa.
- Al llevarlo a la espalda hay que tener en cuenta todo a lo que pueden acceder desde esa posición privilegiada.
- Usar la protección adecuada dependiendo de las condiciones climatológicas. Gorras, sombreros, cremas, sombrillas… todo vale para proteger a nuestro bebé del sol. Y no hay que olvidar su hidratación, darle de beber siempre que bebamos e incluso ofrecer el pecho o agua frecuentemente entre medias.
En invierno hay que abrigarles. Cobertores, abrigos de porteo, abrigos normales complementados con botas o calentadores, calcetines, patucos… en caso de bebés que aún no se calcen. El portabebés en sí no es suficiente en climas fríos.
- Hay que tener cuidado al comer y beber, especialmente cosas calientes.
- Y respecto la colocación del portabebé en sí hay que vigilar que botones, correas, corchetes, pasadores o broches de los portabebés que los contengan están en perfecto estado.
No ajustar en exceso el portabebé, ya que puede hacerles daño, lo mejor es la “prueba del dedo” Si no se puede meter un dedo entre la tela y bebé, hay que soltar un poco, ha de caber justo, que nos notemos el dedo tenso, pero sin que haga daño.
También es necesario ajustar bien, un portabebé demasiado suelto le resultará incómodo al niño porque se sentirá inseguro y será incómodo para el porteador.
Hay que tener cuidado al pasar al bebé a la espalda, especialmente en la edad entre los 5-6 meses y pasado el año, que ya son muy activos y no dejan de moverse mientras tratas de anudar. Una buena solución sería ponerse con las piernas pegadas a la cama que un plus de seguridad no está mal.
Siguiendo estas indicaciones el porteo será seguro para ambos, y ante la duda… ¡sentido común!
Disfrutaos.

Imágenes de Boba Family.

De portabebés en portabebés.

Miércoles, septiembre 19th, 2012
Suena el despertador, son las 6’30 y mi día de madre atareada comienza.
Consigo ducharme y vestirme sin despertar al bebé de 6 meses que duerme a pierna suelta ¡bien!
Desayuno y preparo los almuerzos de los peques grandes, me acerco a su habitación, los despierto a besos y de repente se desata el INFIERNO (así, con mayúsculas): el peque se ha despertado.
Me acerco al armario con el niño en brazos y saco el mei tai. Me facilita ponerme al peque a la espalda para tener los brazos libres para achuchar y atender a mis mayores, que no llevan bien las horas intempestivas. Me gusta usarlo ahora que Manrique ya tiene una edad adecuada, además como es rápido de poner no tardo un suspiro en estar pendiente de los otros dos.
fulares portabebes lana meitai

fulares portabebes lana meitai

Bien, con todo apañado toca salir de casa, dejo a Manrique recién vestido encima de la cama con una muralla de almohadas por si decide hacer salto al vacío y cojo un fular para hacerme una cruz simple con preanudado. Sé que no es lo mejor porque la tensión que se consigue no es tan perfecta como con un nudo normal, pero voy a necesitar sacar y meter al niño varias veces en poco más de una hora… el reloj obliga. Echo de menos la época en que el ratón era tan liviano que podía usar un fular elástico. He cogido un fular tejido, un calin bleu para no pasar calor en el coche por su tejido de gasa, me resulta más fresco y menos “aparatoso” para llevar puesto mientras conduzco.
Tras el paseo mañanero dejando niños en coles diversos hoy toca compra, mientras el niño sigue haciendo pedorretas en el coche me deshago el nudo para hacerme algo más ajustado. Uso un nudo a la cadera, que Manrique ya muestra interés por el mundo que le rodea y así le puedo ir dando besos y enseñando botes y cajas…
fulares portabebes calin bleu gasa

fulares portabebes calin bleu gasa

Llego a casa y Manrique después de desayunar me mira con cara de “hoy toca trapo, mami, estoy demasiado cansado para jugar”. Voy a estar un rato largo y además siempre existe la posibilidad de una siesta, así que pienso hacerme una doble hamaca para estar lo más ligera posible para recoger y cocinar, nada de nudos delanteros o a la cadera estando en la cocina o cerca de la plancha. Esta vez elijo un didymos, un fular conocido por cualquiera que empiece en el porteo, por su fantástica estética  y por la gran calidad de sus fulares.
fulares portabebes tejido didymos

fulares portabebes tejido didymos

De repente ya son las 12’30, toca salir de casa de nuevo a recoger a los niños. Esta vez tiro de bandolera. Me encanta mi bandolera, es de tela de fular y para estos ratos cortos me resulta tan cómoda como práctica, reconozco que suelo ir ajustando casi sin mirar mientras camino, en cuanto le coges el truco hay pocas cosas tan cómodas para los ratitos como una bando.
fulares portabebes neobulle bandolera

fulares portabebes neobulle bandolera

Después llegar a casa, comer, siesta (si se dejan), recoger, merienda y como hace un día espléndido vamos a ir al parque. Hoy he tenido la suerte de que papá ha llegado antes y él elige un fular para llevar a Manrique. El parque nos cae lejos e Íñigo se cansa a veces de su moto, así que cojo mi mochila y me la pongo en un pispas, da gusto lo rápido que la tengo ajustada  a mi talla, así no nos da pereza usarla ambos indistintamente. Quizá la use con Guzmán, que aunque tenga 4 años y pese cerca de 18 kilos hay (muchas) veces que si me ve libre aún quiere su ratito de brazos, o quizá se quede de adorno. Menos mal que doblada no abulta nada.
Tras volver a casa, los baños y las cenas, acostarlos con un cuento y muchos mimos. Por fin el día se acaba y toca relajarse aunque, ahora que lo pienso, mañana toca piscina… ¿habré guardado el tonga?

Mantenemos el IVA de los portabebés en el 18%

Jueves, septiembre 13th, 2012

Queridas familias, como no todo van a ser malas noticias en este septiembre y no queremos que llevar a vuestros peques cerca os pese, en nuestra tienda especializada en porteo ¡mantenemos el IVA en el 18%!
Y os recordamos que, si queréis ahorrar el coste del envío y vivís en Galapagar (Madrid) o alrededores, podéis acercaros a nuestro espacio y recogerlo vosotros mismos. Siempre es un placer conoceros en persona.
Besos animosos para la vuelta al cole/trabajo.