Posts Tagged ‘uso seguro’

Seguro en tus brazos

Miércoles, octubre 10th, 2012
Desde que conocí los portabebés ergonómicos mi vida ha dado un giro de 180º, he podido hacer cosas que de otra manera no hubiera sido posible. Sin embargo es importante portear bien y quiero decir con esto, con seguridad.

Me gustaría recordar unas normas básicas de seguridad en el uso de portabebés que nunca están de más.
- La primera y más importante es: asegurarse de que el bebé respira. Sí, ya, nadie deja a su hijo en un portabebés sin respirar, pero lo más importante es no confiarse y vigilar que la postura sea correcta, es decir, que la barbilla del bebé NUNCA toque el pecho y no poner nada encima que les pueda obstruir el paso del aire. Si se duermen se les gira la cabeza de lado y se sujeta con una de las bandas de tela, dejando libre la cara del bebé.
fulares portabebes uso seguro
fulares portabebes uso seguro
- Sigamos por los medios de locomoción, los portabebés NO DEBEN SUPLIR un SRI cuando vamos en el coche. Siempre han de ir correctamente instalados en la sillita que les corresponda por grupo de peso. Aquí hay que recordar que para ir en bici hay unas sillas homologadas estupendas y que los menores no deben ir en moto, quad, trikes o cualquier otro medio de transporte de dudosa seguridad si hay niños por medio.
- Otra también de puro sentido común es: no usar el portabebés en condiciones que pueden resultar peligrosas en caso de golpes, caídas o condiciones externas. Así de repente se me ocurren saltar, correr, trepar, montar en diversas atracciones, lugares con mucho ruido, pero seguro que vosotros os acordáis de muchas más. Por regla general si necesita un casco u otras protecciones, o si no se haría estando embarazada, hay que dejar al bebé en brazos más seguros.
- Hay que tener cuidado al agacharse, conviene sujetar con los brazos al bebé y sobre todo doblar las rodillas (nuestra espalda nos lo agradecerá) Si se es torpe como en mi caso (aunque yo prefiero llamarme tonta motriz que queda más fino) hay que tener cuidado también al girar en esquinas y puertas, no seríais los primeros en darle un golpe al niño por ir con prisa.
- Al llevarlo a la espalda hay que tener en cuenta todo a lo que pueden acceder desde esa posición privilegiada.
- Usar la protección adecuada dependiendo de las condiciones climatológicas. Gorras, sombreros, cremas, sombrillas… todo vale para proteger a nuestro bebé del sol. Y no hay que olvidar su hidratación, darle de beber siempre que bebamos e incluso ofrecer el pecho o agua frecuentemente entre medias.
En invierno hay que abrigarles. Cobertores, abrigos de porteo, abrigos normales complementados con botas o calentadores, calcetines, patucos… en caso de bebés que aún no se calcen. El portabebés en sí no es suficiente en climas fríos.
- Hay que tener cuidado al comer y beber, especialmente cosas calientes.
- Y respecto la colocación del portabebé en sí hay que vigilar que botones, correas, corchetes, pasadores o broches de los portabebés que los contengan están en perfecto estado.
No ajustar en exceso el portabebé, ya que puede hacerles daño, lo mejor es la “prueba del dedo” Si no se puede meter un dedo entre la tela y bebé, hay que soltar un poco, ha de caber justo, que nos notemos el dedo tenso, pero sin que haga daño.
También es necesario ajustar bien, un portabebé demasiado suelto le resultará incómodo al niño porque se sentirá inseguro y será incómodo para el porteador.
Hay que tener cuidado al pasar al bebé a la espalda, especialmente en la edad entre los 5-6 meses y pasado el año, que ya son muy activos y no dejan de moverse mientras tratas de anudar. Una buena solución sería ponerse con las piernas pegadas a la cama que un plus de seguridad no está mal.
Siguiendo estas indicaciones el porteo será seguro para ambos, y ante la duda… ¡sentido común!
Disfrutaos.

Imágenes de Boba Family.